Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

La autocensura, certero golpe
Opinión

La autocensura, certero golpe

Cerramos el 2017 con una mala, destructiva y cobarde noticia, generada por varios canales de Tv y radioemisoras en relación al conflicto del sector salud. Si, un hecho lamentable y vergonzoso que pone al periodismo en una situación delicada que le afectará en la pérdida de los niveles de credibilidad, conseguida con esfuerzos, capacidad y vocación de servicio. Se fue el año 2017 y con ello aumentan las incertidumbres en relación al rol que está jugando el periodismo en los actuales momentos de alta conflictividad. Recordemos que el poeta cubano dijo: “La prensa es luz en las tinieblas y paz en la guerra”, por lo que está convocada hoy a ser un soporte de la democracia y de los derechos humanos.
Siete canales de Tv y 12 radioemisoras, a pesar de que era un spot pagado, no quisieron emitirlo, el cual hacía referencia a un pedido de diálogo de parte de los médicos al Presidente, mostrando imágenes de las acciones policiales contra las marchas de este sector y pidiendo abrogar el Art 205 del Código del Sistema Penal. Por esos mismos canales y durante varios días, el Gobierno pagó por una campaña de desprestigio al sector médico. Por equidad y porque los medios de comunicación llevan en su esencia, el permitir que todos se expresen, era pertinente y justo que emitieran el spot censurado. Funesto precedente para el ejercicio del periodismo de parte de los propietarios de las redes televisivas, porque le están dando un mensaje claro a sus propios periodistas que deben cubrir un hecho noticioso,: evitar cuestionar al poder, y de ahí se instala aquello que es el golpe más bajo a la prensa propinada por ellos mismos: la autocensura, la propia decisión de no emitir noticias, publicidades, comentarios, fotografías cuidando sus propios intereses comerciales y no dañar la imagen de las autoridades de turno, sean del Gobierno, gobernaciones, municipios y otros. Las relaciones entre el poder y la prensa siempre deben ser tensas, no de convivencia ni de compadres. El día que esa prensa conviva con el poder, es que fueron demasiados cobardes o se dejaron corromper.
Siendo asì, vamos a tener periodistas y medios de comunicación que llenen las pantallas y las páginas de periódicos de hechos policiales, de inauguraciones de obras, de acusaciones con una sola versión, de concursos de belleza, de modas, de cosas banales, pero muy poco de reportajes que fiscalicen y cuestionen al poder político, económico en todas sus expresiones,
En fin, el poder político puede generar las condiciones de presiones por diferentes vías y la más efectiva en estos momentos es la torta publicitaria, la misma que es ampulosa y se viene repartiendo entre varios canales de TV. El poder político para gobernar busca e implementa los sistemas que vea conveniente y uno de ellos es controlar y a la larga silenciar a periodistas y a medios de comunicación. Lo hizo la revolución rusa, la francesa, cubana, la bolivariana y las dictaduras militares. Esto no debe asombrarnos ni enojarnos, porque el poder es una bestia que lo quiere todo.
Lo paradójico y vergonzoso es que se instale la autocensura, que es el peor camino que estarían tomando los dueños y jefes de prensa del conglomerado de canales de televisión, radioemisoras, periódicos que tenemos en Bolivia. La Asociación Nacional de la Prensa fue la que denunció esta censura hacia el spot de los médicos de base, bien por ello; pero que esta acción debe ser motivo de un serio análisis interno e incluso de acciones institucionales, porque la gente viene preguntándose y cuestionándose, porquè los propios medios están atentando contra el derecho de la libertad de expresión, cuando son ellos los que gritan y piden respeto a ese derecho fundamental que tiene toda persona, y que está consagrada en las declaraciones, convenios y tratados internacionales y en la Constitución Política del Estado.
Asumo plenamente esta delicada situación por mi convicción de ser un defensor de la libertad de expresión, y del ejercicio responsable del periodismo. Y esa libertad la merecemos todos, estemos o no de acuerdo con sus ideas y posiciones. Asì se fortalece más nuestra democracia.
Mire el VÍDEO:

Facebook Comments

Related posts