Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Opinión

Acuerdos público privados, una necesidad para desarrollar el comercio exterior

Por: Max Baldivieso

Dentro de las diferentes realidades que tocó vivir desde marzo del año 2020, donde la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaraba al COVID -19 como Pandemia, a raíz de la crisis sanitaria mundial que puso en jaque la salud física y mental de millones de personas. Produciendo efectos negativos sobre la economía global, las relaciones comerciales internacionales y una gran caída en el comercio internacional, tanto de bienes como de servicios.

En esta coyuntura surgieron muchas hipótesis y se llegó a pensar en el fin de la globalización o un retroceso al proceso abanderado del sistema capitalista, con políticas neo nacionalistas y donde los países se vuelven cada vez más neoproteccionistas.

Finalizado el primer cuatrimestre del año en curso y con el balance del año 2020, podemos afirmar que el mundo fue en otra dirección, inversa a lo planteado. La construcción de las relaciones económicas y comerciales internacionales se viene fortaleciendo de varios hitos importantes en la materia, los precios de los commodities son favorables y los acuerdos entre países en la región demuestran que esta coyuntura es un tiempo para crecer en conjunto y sobre todo buscar soluciones a las adversidades.

Ahora es tiempo de empezar a potenciar nuevas alternativas para las exportaciones e importaciones, ampliar la mirada, aprovechar de manera más contundente las hidrovías, estas salidas que tiene el país en este caso Atlántico, una de estas son los puertos que ya están casi 20 años funcionando en el sudeste del país, más propiamente en el canal Tamengo, como son puerto Jennefer, Gravetal y Aguirre este último es arrendado por la Ferroviaria Oriental (FOSA).

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), hasta abril de este año, las exportaciones bolivianas movilizadas por esa vía a los mercados externos registraron $us 69 millones, representando un decrecimiento del 5% con relación al mismo periodo de la gestión anterior. La carga de exportación transportada registró cerca de 143.000 toneladas, un 42% menos que de enero a abril de 2020.

Las importaciones realizadas por esta vía, en los primeros cuatro meses de este año, alcanzaron $us 34 millones, un 64% menos del valor correspondiente al mismo periodo de 2020. Por la hidrovía Paraguay-Paraná se movilizaron casi 46.000 toneladas por compras externas, un 56% menos que igual periodo de 2020.

Esta caída se debe a varios factores entre ellos la lenta recuperación del sector de la construcción, el encarecimiento del fierro en casi un 50%, que creó las condiciones para la baja importación de insumos o materia prima para este sector.

De abril a junio se ve que el movimiento va creciendo y las condiciones están dadas para ya arrancar, con la entrada de las vacunas se reactivarán las empresas, creando mayores alternativas para el desarrollo de la industrial.

En la parte Estatal el gobierno pone en marcha la hidrovía Ichilo-Mamoré que favorece a los departamentos de Cochabamba, Beni, Santa Cruz, La Paz y Pando, empieza en Puerto Villarroel, con 1.400 kilómetros hasta Guayaramerín, frontera con Brasil, de allí otros 330 kilómetros carreteros hasta Puerto Velho, hasta la salida al Atlántico, norte brasileño en Puerto Belén, con una inversión en su primera fase de Bs 5.640 millones, recursos directos del TGN.

Este tipo de emprendimientos estatales necesitan el apalancamiento de la parte privada para que sean sostenibles y perdurables en el tiempo, por el ámbito y el sector de la economía que se encuentra donde las exportaciones e importaciones de insumos y materias primas son de interés de todos los sectores, esto debería ser el impulso para retomar los Acuerdos Público Privados y para potencializar el comercio exterior.

A pesar de la pandemia, los procesos de integración regional, la integración de la cosa pública con la privada, ayudarán a que se pueda sostener los acuerdos comerciales de apertura recíprocas, que continúan su marcha, resultando una herramienta poderosísima para los empresarios a la hora de su internacionalización, ya que la celebración de acuerdos entre países les permitirá un mejor acceso a los mercados, es decir, vender más y mejor.

 Max Baldivieso es periodista

Facebook Comments

Related posts