Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

“Carlos Bridi Huiza estaba entre los secuestradores de los cuerpos de Marcelo y Flores”.

Andrés Gómez Vela

(Cuarta parte)
Click, terminó el reporte que llegó de la DIN a la radio de la ambulancia Chevrolet y Rogelio Gómez, Joaquín Quisbert Quiroga, Juan Aquice, César Altamirano, David Alarcón y Herminio Mena volvieron de prisa a “la base” (así denominaban a la Dirección de Investigación Nacional).
Cuando llegaron a las oficinas de la calle Sucre, un integrante del equipo de rescate subió a dar parte a Guido Benavidez, director de la DIN. Éste ordenó a Rogelio Gómez retornar a la morgue. Cumplió la instrucción en otro vehículo y con otro conductor.

La puerta de la sala de autopsias de la morgue había sido forzada y los vidrios tipo catedral rotos.

– Ustedes (equipo de rescate) dejaron a los muertos como a las cuatro (de la tarde) y los militares llegaron media hora después, entraron por la fuerza y se los llevaron en un jeep del Ejército_ relató Manuel Velásquez, responsable de la morgue del Hospital de Clínicas.
El secuestro de los cuerpos de Marcelo Quiroga Santa Cruz y Juan Carlos Flores Bedregal fue realizado al final de la tarde del 18 de julio de 1980. La morgue está a menos de 300 metros del Estado Mayor de Miraflores, lo que facilitó la rapidez del operativo.
– Estaban vestidos con chamarras azules, así como de la Fuerza Aérea, entre ellos estaba Carlos Bridi Huiza. Les dije que tenía la orden de que nadie tiene que sacar los cadáveres de aquí, pero no hicieron caso_ completó su relato el “morguero”.
Este nombre llamó la atención, pues Carlos Bridi trabajaba en la Dirección de Investigación Nacional (DIN) y había sido declarado en comisión en el Estado Mayor días antes del Golpe Militar del 17 de julio de 1980.
Bridi Huiza, cuyo apodo era “pintudo”, figura en el Servicio General de Identificación Personal (SEGIP), donde registró en 2012 que vivía en Santa Cruz de la Sierra en la avenida Roca y Coronado S/N. En 2014 señaló otra dirección en la misma ciudad: avenida 2 de agosto, calle 3, Cuarto Anillo. Pese a los esfuerzos que hicimos, no logramos ubicarlo para escuchar su versión respecto a este caso.
Dos personas que conocieron a Bridi y trabajaron con él contaron que “era alto, blancón, simpático, vestía generalmente chamarras de cuero” y que por ese entonces pasaba los 25 años, pero no llegaba a los 30.
“Desháganse de esos cuerpos”.
Mientras Rogelio Gómez indagaba en la morgue sobre el secuestro de los cuerpos, el jeep usado para ese cometido ya había ingresado por la puerta principal del Estado Mayor, ubicada en la avenida Saavedra, zona Miraflores, de la ciudad de La Paz. 
Casi a la misma hora y la misma voz que había ordenado hacer desaparecer los cadáveres el 17 de julio de 1980, repitió la misma orden: “Desháganse de esos dos cuerpos”.
Los militares instruidos descartaron ir a tirar otra vez los cuerpos fuera de la ciudad. Esa estrategia había fallado y era muy riesgosa repetirla. Entonces, llegaron a la conclusión de que la única forma de hacer desaparecer los cadáveres de Marcelo y Juan Carlos era ¡quemándolos!

Facebook Comments

Related posts