¿Por qué el Código Penal genera más protestas que el desconocimiento del voto del 21F?

197 views
7 mins read

Cuando el 28 de noviembre de 2017 el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) desconoció el voto popular y la Constitución para habilitar a Evo Morales a otra postulación, las protestas salieron tímidamente de las redes sociales. Pero cuando el gobierno promulgó el nuevo Código Penal, médicos, transportistas, religiosos, profesores y otros sectores saltaron de las redes a las calles.

¿Por qué?, interrogó RimayPampa. 

“Creo que la gente es más inmediatista y menos principista y cree que el nuevo Código Penal puede afectarles directamente”, respondió el columnista de Página Siete, Agustín Echalar.

Para el docente universitario radicado en México, Rafael Archondo, “lo del TCP parece ya inamovible”, por lo que es “más realista lograr más cambios en el Código del Sistema Penal (CSP) porque ya hay la promesa” de hacerlo.

Los médicos fueron los primeros en movilizarse contra un artículo (205) del nuevo cuerpo jurídico que penaliza la mala práxis. Después de más de un mes de protesta, el gobierno decidió abrogar ese artículo, además del 137, y revisar la redacción del 293 y 294.

Sin embargo, el conflicto no cesó, otros sectores se sumaron a la protesta resumida en un coro: abrogación del CSP.

En opinión de la activista Jenny Ybarnegaray, el “21F y la «salida alternativa» con el fallo del TCP indigna por lo abusivo, pero no toca lo «personal»; el CSP amenaza la libertad individual”.

Echalar cree que “hubo una orquestación de la protesta”. Es más, dijo que “seguro hay operadores políticos detrás de esto y se ha hecho asustar a la gente”.

“Eso sí, yo veo aquí grandes similitudes con la desinformación del 2000 y el 2003 (periodo Banzer, Tuto, Goni). Solo que los engañados de entonces eran más crédulos y más dispuestos a poner el pecho. La clase media no lo hará”, agregó.

Ybarnegaray coincidió con Echalar en dos puntos: 1) La aprobación del CSP es la gota que colmó el vaso; y 2) los sectores movilizados pertenecen a la clase media.

Más que oposición al CSP es rechazo al gobierno

En criterio del periodista Wálter Mur,  no es la oposición al Código Penal lo que hoy moviliza a la gente –quizás lo fue en un inicio-; “la movilización tiene en el fondo un sentimiento de rechazo a una actitud y a una conducta gubernamental”.

Mur dijo que hasta antes del conflicto la población no sabía nada del Código Penal, pero la movilización de los médicos puso en evidencia que el Gobierno realmente no está dispuesto a escuchar.

“Entonces, no es que la gente se movilice más contra el Código Penal que por la defensa del 21F, sino que este tema es la ventana de oportunidad para que la población exprese su descontento. Podría haber sido cualquier otro tema”, añadió.

A su juicio, el fondo del asunto no es legal, es altamente político; la población exige y demanda, cada vez más, respeto a las leyes y a la voluntad popular.

Mirar la conspiración en las entrañas del MAS

Para el Gerente Nacional de Radio Televisión Popular (RTP), Ángel Careaga, hasta el 21F la imagen del presidente Morales era impenetrable (porque) proyectaba confianza entre quienes lo apoyaban y entre quienes lo criticaban.

«Desde el momento en que se devela su relación con Gabriela Zapata, su eventual desapego por un hijo que habrían tenido y el flagrante tráfico de influencias, Evo Morales se ve envuelto por primera vez en un escándalo de su administración en primera persona. A partir de estos eventos, su nombre y su imagen nunca más serán los mismos», indicó.

Careaga explicó, además, que el «deterioro natural» de ejercicio de poder, acompañado de una avalancha de denuncias de corrupción y faltas gravísimas en la administración de instancias estatales, ponen a «Evo Morales con una bomba que hace tic tac cada vez más fuerte en sus manos».

En su reflexión, sugirió al Movimiento al Socialismo observar la teoría de la conspiración al interior del partido.

«Deben sumar una serie de hechos internos y se darán cuenta que (…) es muy probable que esta conspiración se haya iniciado al interior de un instrumento político que es muy vulnerable justamente por el tamaño que tiene», manfestó.

«Cuanto más grande es, peor será su caída”, dijo.

En su opinión, «el Código Penal y sus vacíos encuentran a Morales cercado por críticas y observaciones a su forma de tomar decisiones, a este ejercicio de interpretar la Constitución para dar paso a una reelección».

El Gerente Nacional de RTP señaló también que el conflicto (médico) de casi 50 días es la mejor radiografía de la absoluta «incapacidad» de los mandos medios del gobierno para manejar conflictos (y) «de la absoluta soberbia al momento de leer lo que significa medir fuerzas».

«El Presidente no tiene hoy un opositor a quien endosarle la organización de esta protesta y la oposición, desde luego, no pudo hacerse de este conflicto, (que) tiene una base realmente asentada en sectores de la población que decidieron salir a las calles», dijo y añadió que «los médicos han logrado hacer un boquete en el imaginario de un Evo Morales invencible».

Facebook Comments

Latest from Blog