Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

Pando: Médicos practican aborto a niña de 11 años, víctima de violación.

Cobija, Perla del Acre, especial para RimayPampa
Médicos del Hospital Roberto Galindo Terán de la ciudad de Cobija practicaron el aborto a una niña de 11 años, que quedó embarazada tras ser abusada sexualmente por el esposo de su hermana.
   
Familiares de la menor en coordinación con el Ministerio Público y la Defensoría de la Niñez solicitaron al principal centro de salud de la capital pandina la realización del aborto. La niña llevaba 12 semanas de gestación.
La representante de la Fiscalía Departamental de Pando, Patricia Romero, explicó que la interrupción del embarazo está sustentada en la sentencia constitucional No 206/2014. “El Tribunal Constitucional Plurinacional ha emitido esa sentencia, precisamente, porque cuando hay víctimas de violación, estas personas no pueden asumir ningún tipo de responsabilidad y menos cuando son menores; es más, la vida de esta niña estaba en riesgo”, declaró.
Explicó que en este caso se solicitó la presencia de un médico forense en el momento de la interrupción para que recabe muestras del producto de la violación y luego se cotejen con las muestras que se han tomado al imputado.
“Por decisión de los familiares de la menor se solicitó que se interrumpa de manera legal el embarazo, en ese entendido el martes 18 de julio se ha procedido al aborto de la niña de 11 años, que tenía 12 semanas de gestación. A la fecha la menor se está recuperando y se le brindará una orientación especializada para que pueda superar este trauma”, señaló Romero.
De acuerdo con datos obtenidos por el Ministerio Público, la violación se suscitó en reiteradas ocasiones en la ciudad de Cobija. El imputado llevaba con engaños a su cuñada a distintos lugares para abusarla sexualmente, luego de consumar el hecho la amenazaba para que no denuncie a las autoridades.
Abusada por el esposo de su hermana
El sábado 15 de julio, un morador de un barrio periférico de la capital pandina llegó a dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) para revelar el estado de gravidez de una niña. Asombrados por la denuncia, el personal policial y la Defensoría de la Niñez se dirigieron hasta el domicilio de la menor, donde confirman su embarazo, y detuvieron a JAMT, de 34 años, como principal sospechoso del abuso sexual.
Tras quedar al descubierto la delicada situación de la menor, una mujer de 20 años –madre de dos hijos- señaló a su concubino JAMT, de ocupación electricista, como el responsable. La esposa del imputado reveló que se enteró de los abusos hacía su hermana en la pasada gestión; sin embargo, no denunció a la policía por temor a represalias.
La menor relató que el abuso sexual fue constante desde 2015, cuando ella tenía 9 años. El imputado aprovechaba que su hermana no se encontraba en casa. En otras ocasiones, la llevaba a su chaco con el pretexto de fumigar plantaciones de frutas y consumaba la violación. Cometía el mismo delito en su taller eléctrico, a donde llevaba a la menor después de recogerla del colegio con el pretexto de que necesitaba ayuda en su trabajo.
Al enterarse del embarazo de la niña, el violador ordenó a su esposa para que viaje hasta la ciudad de La Paz con el objetivo de comprar cápsulas abortivas, bajo amenaza que no debía avisar nada a nadie, de lo contrario sería echada de su casa y estaría en riesgo la vida de ambas mujeres.
Según la Fiscalía, la niña continuaba sometida al abuso sexual en estado de gestación. El ministerio público imputó a JAMT, de 34 años, por el delito de violación agravada. El lunes 17 de julio un juez de la capital pandina determinó la detención preventiva en la cárcel de Villa Busch.

Facebook Comments

Related posts