Entérese cómo el departamento más rico de Bolivia cayó en bancarrota

279 views
4 mins read

El exgobernador masista Lino Condori (foto) administró un promedio anual de 5.000 millones de bolivianos de presupuesto. Durante toda su gestión, desde el mismo día que su partido tumbó a Mario Cossio (diciembre de 2010), manejó alrededor de 18.000 millones de bolivianos. Hasta 2014 Tarija era la envidia de los otros ocho departamentos. Hoy está en bancarrota, tiene una deuda de casi 5.000 millones de bolivianos y un presupuesto de 2.000 millones. Es decir, hoy le falta dinero y le sobran deudas.

Adrián Oliva, actual gobernador de Tarija, señaló dos causas de la crisis: los bajos precios internacionales del gas y una deuda millonaria dejada por el gobernador masista.
El presupuesto cayó notablemente. Para lo peor, ni el presupuesto proyectado para estos dos últimos años se cumple. “El año pasado, el ministro de Economía, Luis Arce, decía que Tarija iba a recibir el 2015 más de 4.500 millones de bolivianos; y apenas recibimos 3.000 y fracción. Este año Arce dijo que íbamos a recibir más de 2.500 millones de bolivianos, como van las proyecciones apenas vamos a recibir 2.000 millones”, explicó Oliva en contacto con el programa “Nunca es Tarde”.
Hay 60 denuncias por presuntos hechos de corrupción contra el exgobernador masista y otros actores. Pero, ni las investigaciones ni los procesos avanzan. 
¿Qué hicieron con tanto dinero? Oliva invirtió la respuesta y dijo: qué es lo que no hizo el MAS.
“Tarija no tiene concluida la carretera al chaco; tampoco servicios básicos, agua, alcantarillado, luz eléctrica. Menos de una quinta parte de la población que vive en la tierra del gas accede al gas domiciliario, apenas hay 40 mil conexiones domiciliarias con dinero de las regalías, ni un solo dólar del gobierno nacional”, lamentó Oliva.
¿Si no hicieron casi nada, cómo se explica la deuda millonaria? “Hay mucho cemento, desarrollo muy poco”, manifestó y añadió que “aquí (en Tarija) se iniciaba todo y no se inauguraba nada”.
Contó, como ejemplo indignante, que la gestión masista gastó 60 millones de bolivianos en una carretera que no tiene ni un solo metro de asfalto.
En este momento, hay 2.000 millones de bolivianos en obras a medio hacer, si no se pagan las deudas, quedarán paralizadas al menos un centenar, puntualizó el gobernador Tarijeño.
Ante el desastre, Oliva planteó un plan de rescate, que consiste en refinanciar las deudas con 2.000 millones de bolivianos, pero el gobierno central, presidido por Evo Morales, no acepta la propuesta.
En su opinión, hay una indolencia con Tarija.
Respecto al Pacto Fiscal sugirió discutir la redistribución de los recursos. El 90% de la “torta” es administrada por el gobierno central, sólo el 10% por gobernaciones y municipios, por ahí debe comenzar la discusión, declaró Oliva a Radio Compañera. 
Escuche aquí el diálogo completo con el Gobernador de Tarija,

Facebook Comments

Latest from Blog

Corrupción como nunca

Andrés Gómez Vela —¿Cómo es, jefazo?—saluda con aire de poder el funcionario a su víctima. —¿Qué