Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

Ciudadanos urgen a la CIDH pronunciarse sobre el 21F para evitar que Bolivia corra la suerte violenta de Nicaragua

Más de 50 plataformas ciudadanas pidieron hoy a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) un pronunciamiento urgente respecto a la validez del voto ciudadano, expresado en el referendo del 21 de febrero de 2016 (21), que dijo No a la reelección del presidente boliviano Evo Morales
En un documento entregado a José Eguiguren Praeli, Comisionado Relator sobre Derechos Humanos para Bolivia de la CIDH, señalan que la decisión de Morales de no respetar el voto ciudadano puede generar una «erosión de la democracia» similar a lo que pasa en Nicaragua y Venezuela.
“El asunto de la re-elección de Morales y sus consecuencias para Bolivia no debe verse como una problemática totalmente aislada y separada de las crisis en Nicaragua y Venezuela, es más bien una tercera oleada de las terribles consecuencias de la erosión democrática por las que han transitado los tres países en la última década”, indica el informe.
Para sustentar su hipótesis, las plataformas ciudadanas hacen una analogía entre Morales y el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de su accionar jurídico y su procedimiento violento para cristalizar su deseo de reelección indefinida y mantenerse en el poder.
“Las similitudes de los mecanismos para reelección de Ortega con las del gobierno de Morales son no sólo de forma sino de fondo: el Tribunal Constitucional de Bolivia declaró en Noviembre de 2017 que los artículos prohibiendo la reelección indefinida vulneran los derechos de Morales”, señala el informe de 15 páginas.
Las plataformas también hallan coincidencias entre los discursos de Ortega y Morales que intentan alimentar el nacionalismo en sus países, atacando a la Organización de Estados Americanos (OEA), para evitar que la CIDH investigue sus abusos de poder. 
El documento entregado al representante de la CIDH, que visita Bolivia, recalca que la violencia en Nicaragua, que estalló en Abril y que hasta ahora causó alrededor de 500 muertos, se dio en el marco de represión y abuso de poder del Estado, luego de un espacio de alrededor de año y medio posterior a las elecciones del 2016, que habilitaron a Ortega para su tercer mandato consecutivo. 
“Las elecciones del 2019 serán determinantes debido a que más allá de un afán electoral, muchos sectores de la sociedad boliviana ya están movilizados para defender su voto del 21 de Febrero. De igual forma, sectores sociales afines al gobierno han anunciado públicamente su intención de defender la reelección de Evo Morales a través de los medios necesarios, incluyendo la violencia”, dicen las plataformas. 
Según el documento, la posición autoritaria del gobierno de Morales y sus sectores afines frente a los movimientos ciudadanos de defensa del 21F pueden fácilmente generar confrontaciones violentas que pueden estallar durante el periodo electoral del 2019 o inmediatamente después de este, independientemente de los resultados. 
“Esto hace aún más urgente y elemental el pronunciamiento de la OEA y la CIDH frente a este dilema, ya que en el mejor de los casos puede prevenir un escenario tan funesto como el nicaragüense. La OEA está a tiempo para prevenir la violencia en Bolivia que no pudo prevenir en Nicaragua, la decisión de hacerlo llevando adelante la promoción de valores democráticos como corresponde está en sus manos”, añade el informe.

Facebook Comments

Related posts