“A mi hija la mató su concubino y su suegra la usó como palo blanco”

262 views
9 mins read

El día que su tío Yoni preguntó a Aracely (21): ¿por qué tienes un ojo morado? Y ella mintió: “me golpee en la puerta”; sus días estaban contados. En la chaqueña Muyupampa, sabían que ella vendía “asaditos”, pan, pollo, somó (refresco de maíz pelado) para sobrevivir, lo que no sabían era que la Gobernación de Chuquisaca había hecho un cheque de Bs239.568 a su nombre un mes después de su muerte.

Teresa Caballero, madre de Aracely Aguilera, descubrió recién los primeros días de mayo y de forma accidental que había ese cheque de seis cifras, pero el dinero no era para su hija, sino para otras personas. En ese momento, concluyó que su hija había sido usada como “palo blanco”.

Este nuevo dato dio un giro al proceso judicial contra Mayber (24), imputado por matar a su pareja (Aracely), porque mezcla la tragedia familiar: feminicidio; con una tragedia social: corrupción.

El cheque metió en escena a otra persona: Nancy Rojas, suegra de su hija y Directora de Gestión Social de la Gobernación de Chuquisaca.

¿Cómo supo del cheque?

Teresa se enteró del cheque en los primeros días de mayo, cuando la buscó Jorge Céspedes Terrazas, representante de una asociación de semillas de Muyupampa, provincia Luis Calvo de Chuquisaca, para pedirle que viabilice el reconocimiento “del matrimonio de hecho de su hija con el hombre que la mató para que éste se declare heredero y pueda cobrar un cheque”.

Entonces, solicitó a la Gobernación de Chuquisaca, vía requerimiento fiscal, informar sobre este caso. El gobierno departamental le respondió que efectivamente hay un cheque a nombre de Aracely Aguilera Caballero por Bs239.568 por la adquisición de emergencia de productos agrícolas, pecuarios y forestales.

El cheque fue emitido el 30 de noviembre de 2016, un mes después que Mayber Rodas Rojas  -según la madre- mató a su hija.

¡Vaya sorpresa! Aracely sobrevivía vendiendo comida y refrescos, pero la Gobernación tenía un cheque para ella de casi cuarto millón de bolivianos y ya había recibido antes otro monto similar, dijo la madre. ¿A quién prestó su nombre Aracely?

Teresa acusa a Nancy Rojas, ésta expresa sorpresa

La madre de Aracely acusó directamente a Nancy Rojas de haber usado a su hija como palo blanco. “Ella ya habría cobrado un cheque anteriormente y quedaba pendiente otro, en total creo que suman 500 mil bolivianos”, declaró a ANF.

“Tendría que demostrar con todo (Teresa Caballero) si yo he cobrado; yo pues, ¿qué tenía que ver? Los dueños del producto, en su momento, hablarán”, declaró Rojas al programa “Periodismo que cuenta” de Radio La Plata de Sucre.

“Esta mujer (Nancy Rojas) está acostumbrada a mentir; yo tengo pruebas en audio. ¡Por Dios! ¿Cómo esta señora puede decir que yo quiero ese dinero”, replicó Teresa, vía RimayPampa, y agregó: “a mi hija la mató su concubino y su suegra la usó como palo blanco”.

Sergio Vildozo, abogado de Teresa, ratificó esta versión y añadió que las investigaciones establecieron que “el contrato con el que se benefició la víctima en realidad fue gestionado por la Directora de Gestión Social de la Gobernación de Chuquisaca, que además es la madre del feminicida”.

Según ANF, el representante de la asociación de semillas (Jorge Céspedes), que gestiona el cobro del cheque, informó a la madre de Aracely Aguilera que la transacción fue realizada por Nancy Rojas.

“Se trata de un hecho de corrupción flagrante”, dijo Vildozo y explicó que “ese fue el origen de la violencia que terminó con la vida de Aracely,  pues ella anunció su decisión de abandonar a su pareja y  migrar a España, al lado de su madre; si eso ocurría, se quedaban sin ‘palo blanco’ para cubrir la corrupción”.

¡Me arrancaron un pedazo de mi corazón!

A la madre de Aracely todo le parece cuesta arriba desde el día que su hija murió. Está segura que las influencias políticas lograron que el imputado por feminicidio se quede detenido preventivamente en la carceleta de Monteagudo, provincia Hernando Siles, Chuquisaca; y no haya ido a la cárcel de San Roque de Sucre, como había pedido el Fiscal.

“También se quedó (Mayber) con mis nietas por influencias de ciertas autoridades de Muyupampa”, dijo a RimayPampa y advirtió que “es un peligro para las niñas”.

Teresa recordó que no confiaba en Mayber desde el día que él, un 24 de diciembre, “se la robó» a su hija «cuando era menor de edad», mientras ella estaba en España.

Nunca supo de la violencia contra Aracely porque estaba lejos y ella siempre respondía al ¿cómo estás?, «bien nomaj». Se enteró de su difícil existencia después de su muerte, aunque ya intuía que la pareja no andaba bien porque “el hombre tomaba (alcohol) mucho y casi nunca tenía trabajo”.

“Yo me la quería llevar a España, pero este ser maligno me ganó y eso me duele en el alma. Quiero que me entregue a mis nietas, quiero 30 años de cárcel para este asesino que me la arrastró (por el piso) a mi hija el día que la pegó. Me arrancó un pedazo de mi corazón en vida y sin anestesia”, clamó.

El 31 de octubre del año pasado, Correo del Sur informó que el médico forense de Muyupampa estableció que Aracely murió por traumatismo encéfalo craneal por posible golpe o caída, situación que todavía estaba en investigación aquel doloroso día, cuando Mayber fue detenido en completo estado de ebriedad e inculpado del crimen.

Siete meses después no avanzó casi nada la investigación. Este viernes 2 de junio, el imputado pidió el cese de su detención preventiva. Estuvo a punto de salir, la jueza de Muyupampa le negó la libertad.

El día que su tío Yoni preguntó a Aracely: ¿por qué tenía un ojo morado? Y ella mintió: “me golpee en la puerta”; sus días estaban contados.

Facebook Comments

Latest from Blog

Corrupción como nunca

Andrés Gómez Vela —¿Cómo es, jefazo?—saluda con aire de poder el funcionario a su víctima. —¿Qué