/

¿Por qué Rusia cierra las puertas a las redes sociales en plena invasión a Ucrania?

165 views
7 mins read

El gobierno de Rusia bloqueó el viernes a la red social Facebook y ordenó la restricción de Twitter. La medida se produjo justo cuando Moscú respaldó la imposición de penas de cárcel a los medios que publicaran «información falsa» sobre el ejército.

El bloqueo de Facebook por parte de Rusia es un síntoma de su esfuerzo más amplio por aislarse de las fuentes de información que podrían poner en peligro su invasión a Ucrania condenada internacionalmente, dicen los expertos.

La red social, a menudo criticada, es parte de una red de fuentes de información que pueden desafiar la perspectiva preferida del Kremlin de que su invasión a Ucrania es justa y necesaria.

El bloqueo de Facebook y la restricción de Twitter el viernes se produjeron el mismo día en que Moscú respaldó la imposición de penas de cárcel a los medios que publicaran «información falsa» sobre el ejército.

La motivación de Rusia «es suprimir los desafíos políticos en un momento muy tenso para (Vladimir) Putin y el régimen, cuando se trata de aquellos que hacen preguntas muy difíciles sobre por qué Rusia continúa llevando a cabo esta guerra», dijo Steven Feldstein, investigador principal en la Fundación Carnegie para la Paz Internacional.

Rusia se une así al minúsculo club de países que excluyen la red social más grande del mundo, junto con China y Corea del Norte.

Se esperaba que Moscú dominara rápidamente a su vecino ucraniano, pero la campaña ya ha mostrado signos de que podría durar más y podría desencadenar toda su ferocidad militar.

«Es una herramienta de censura de último recurso», agregó Feldstein. «Están desconectando una plataforma en lugar de intentar bloquear páginas o usar todo tipo de otros mecanismos que tradicionalmente hacen».

A principios de esta semana, el grupo de monitoreo independiente OVD-Info dijo que más de 7.000 personas en Rusia habían sido detenidas en manifestaciones por la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

El grupo de monitoreo web NetBlocks dijo que los movimientos de Rusia contra los gigantes de las redes sociales se producen en medio de protestas «que se coordinan y movilizan a través de las redes sociales y las aplicaciones de mensajería».

Mientras tanto, la guerra tiene lugar durante un período de represión sin precedentes contra la oposición rusa, que ha incluido el asesinato, el encarcelamiento o la expulsión del país de líderes de las protestas.

‘Sin acceso a la verdad’

Desde la invasión de Ucrania por Moscú la semana pasada, las autoridades rusas han aumentado la presión contra los medios independientes a pesar de que la libertad de prensa en el país ya estaba decayendo rápidamente.

En este contexto, Facebook juega un papel clave en la distribución de información en Rusia, incluso cuando soporta críticas fulminantes en Occidente sobre asuntos que van desde la división política hasta la salud mental de los adolescentes.

Natalia Krapiva, asesora legal tecnológica del grupo de derechos Access Now, dijo que las redes sociales han sido un lugar donde voces independientes y críticas han estado hablando sobre la invasión.

«Facebook es una de las plataformas clave en Rusia», dijo, y agregó que su pérdida es «un golpe devastador para el acceso a información independiente y para la resistencia a la guerra».

Rusia ha recibido sanciones sin precedentes de Occidente por la invasión, pero también rechazos tanto simbólicos como significativos de fuentes que van desde organizaciones deportivas hasta empresas tecnológicas estadounidenses.

La empresa matriz de Facebook, Meta, y Twitter, sin embargo, se han involucrado en el tema muy delicado de la información al bloquear la difusión de los medios de comunicación vinculados al estado ruso.

El regulador de medios de Rusia apuntó a ambos, y Roskomnadzor acusó a Facebook de discriminación hacia los medios estatales.

Grandes firmas tecnológicas estadounidenses como Apple y Microsoft han anunciado el cese de la venta de sus productos en Rusia, mientras que otras empresas han hecho públicas sus «pausas» de determinadas actividades comerciales o vínculos.

El viernes, el proveedor estadounidense de servicios de Internet Cogent Communications dijo que había «rescindido sus contratos con clientes que facturaban fuera de Rusia».

El diario The Washington Post informó que Cogent tiene «varias docenas de clientes en Rusia, y muchos de ellos, como el gigante estatal de telecomunicaciones Rostelecom, están cerca del gobierno».

Es exactamente el tipo de medida por la que los funcionarios ucranianos han estado haciendo una gran campaña, ya que piden que se corte todo en Rusia, desde Netflix hasta Instagram.

Sin embargo, expertos como Krapiva se preocupan por lo que eso significaría para las voces disidentes o críticas dentro de Rusia.

«Existe el riesgo de que las personas no tengan acceso a la verdad», dijo.

“Algunos ucranianos han pedido desconectar a Rusia de Internet, pero es contraproducente desconectar a la sociedad civil en Rusia que está tratando de luchar”.

VoA

Facebook Comments

Latest from Blog