/

Los territorios indígenas pelean para que el fuego no ingrese a sus comunidades

712 views
7 mins read

Las comunidades del Territorio Indígena Multiétnico (TIM) pelean contra el fuego, incluida su capital San José del Cabito, con 105 familias, y Natividad del Retiro, de 80. El Territorio Indígena Mojeño Ignaciano registró cinco comunidades afectadas de forma directa. Los territorios indígenas de la Amazonía Sur son los más afectados con estos siniestros: 25.270 focos de calor entre enero a octubre, según reporta el Centro de Planificación Territorial Autonómica (CPTA) del CEJIS.

Este fin de semana el fuego se manifestó con fuerza en el Territorio Indígena Multiétnico (TIM) consumiendo tres viviendas en la comunidad Natividad del Retiro. El subalcalde del territorio Bernardo Muiba informó que 80 marineros del Regimiento Tocopilla acudieron al llamado de auxilio para evitar el ingreso de las llamas a San José del Cabito.

Muiba explicó que la dirigencia el pleno acudió para evitar que el fuego llegara a la comunidad, aunque ya la tenía rodeada. “En San José estamos con 80 marineros trabajando, son varias las comunidades que están siendo afectadas, por ejemplo Monte Grande del Apere, San Salvador del Apere, Carmen del Aperecito, Jorori, San Antonio del Juverene, Rosario del Tacuaral, Mercedes del Cabito, Chirici. Son comunidades que están dentro del bosque”, dijo.

El TIM es la primera autonomía indígena de base territorial en tierras bajas de Bolivia, y su primer gobierno indígena fue posesionado el pasado 10 de noviembre, por lo que carece de presupuesto y personal para combatir estos eventos catastróficos.

Hay alerta máxima en más de 10 comunidades. En Natividad del Retiro fueron directamente afectadas tres viviendas y las familias tuvieron que abandonarlas. La comunidad está sin agua debido a la falta de energía de ENDE para la bombearla al tanque. Esta comunidad está ubicada sobre el camino de tierra que parte desde San Ignacio de Mojos y se adentra en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

“En el TIM viene un mes avanzando el fuego. El territorio está quedando calcinado, nuestros animales también han sido alcanzados por el fuego”, dijo Muiba, antes de comentar que los ríos y fuentes de agua también están secos.

Conjuntivitis, diarreas y botas de goma para el fuego

Por otro lado, en el Territorio Mojeño Ignaciano se registran cuatro comunidades afectadas por los incendios: Santa Anita, Fátima, San Miguel del Mátire, Bermejo y Chanequere. Las comunidades y familias necesitan víveres y atención médica, hecho que está siendo gestionado ante el municipio de San Ignacio de Moxos, recientemente declarado en desastre.

La subalcaldesa del TIMI, Sara Jiménez, explica que las comunidades han perdido sus chacos (parcelas productivas) y pampas. “Estamos con problemas de conjuntivitis, con diarrea (en los niños) en esas comunidades porque junto con el fuego está la sequía. Las brigadas aconsejan a la gente que no camine sin barbijos ni gafas, pero de dónde van a tener (esos implementos)”, dice Jiménez.

El fuego persiste una semana, y la declaración municipal de desastre no hace efectiva la ayuda. “No tenemos equipos para que los soldados puedan usar, ponerse botines y todo eso. Los comunarios están apagando el fuego con ramas. Casi hemos perdido el otro día dos jóvenes que se estaban ahogando con humo. No pudieron correr porque estaban con botas de goma. Es grave, se nos deshidrataron”, comenta Jiménez.

Tanto el TIM como el TIMI tienen áreas que coinciden con los municipios de San Ignacio de Mojos y San Borja, en el departamento del Beni.

Comportamiento anual

El Sistema de Información y Monitoreo de Bosques del SERNAP no identifica a los territorios indígenas en sus reportes geográficos con base en datos satelitales. Los reportes oficiales solamente permiten ver qué sucede en las superficies de departamentos, provincias y municipios.

El Centro de Planificación Territorial Autonómica (CPTA) del CEJIS realiza ese monitoreo en los territorios indígenas. La información reporta que los territorios indígenas de la amazonía sur, coincidentes con el departamento del Beni, son los más afectados con focos de calor este año.

Entre enero a octubre se registraron 25.270 focos de calor acumulados en 49 territorios indígenas de los 58 distribuidos en seis regiones de tierras bajas del país.

El Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) es el más perjudicado con 3.975 focos de calor solo en la primera quincena de noviembre. Si se considera el lapso de enero a octubre, esos eventos son 4.933. En orden descendente, los otros tres territorios afectados son el Territorio Tsimane, el Territorio Cayubaba y el Territorio Itonama, cada uno con más de mil focos de calor hasta octubre.

El departamento de Santa Cruz es el segundo más afectado con quemas en su territorio. En este caso, la región chiquitana con 3.410 focos de calor acumulados hasta octubre. Los territorios indígenas más afectados en esta zona son el Territorio Monte Verde, con 1.548, y el Territorio del Pueblo Guarayo, con 1.371.

A diferencia de pasadas gestiones, la presencia de fuego en territorios indígenas del norte de La Paz es mayor con un registro de 1.944 focos de calor, en la primera quincena de noviembre, con los territorios Tacana I y Pilón Lajas donde se registra mayor concentración.

 

Facebook Comments

Latest from Blog