Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

Derecho a Comunicar I: ¿Por qué acceder a la información?

Andrés Gómez Vela
 Es agradable escucharte opinar y participar en las
discusiones de asuntos públicos, pues, finalmente, como bien sabes, la
democracia es el gobierno de la opinión pública. Entonces, acceder a la
información no solo es un derecho, sino un deber para que la democracia
funcione mejor y convivamos bien.
¿Por qué es un derecho? Porque está reconocido en
instrumentos jurídicos internacionales como el artículo 19 de la Declaración
Universal de Derechos Humanos, también el 19 del Pacto Internacional de
Derechos Civiles y Políticos y el 13 de la Convención Americana sobre Derechos
Humanos. Puedes leerlos con detenimiento cuando tengas tiempo.
¡Ah! En la Constitución boliviana hay 11 artículos
referidos al derecho a la información y la libertad de expresión. ¡¿Tantos?! Sí,
será porque son muy importantes. Revisa con cuidado el artículo 21, el capítulo
Comunicación Social, que contiene los artículos 106 y 107 y el 242. Si te
interesan, podemos hablar luego de los otros.  
¿Por qué es un deber? Porque te ayuda a realizarte como
ciudadano en derecho. Ya sé, la palabra derecho, a veces, te causa tedio, lo
veo en tu cara. Pero, recuerda que la información y la libertad de expresión te
facilitan ejercer tus otros derechos. Por eso es un fin en sí mismo. Imagina
que no conoces cuánto de nuestro dinero se destina a nuestra salud, ¿cómo vas a
reclamar tu derecho a la salud o tu derecho a la vida? Sin información no hay
opinión, por tanto no hay participación y otros deciden por vos. ¿Quieres eso?
Sí, por ahora, Bolivia carece de una Ley de Acceso a la
Información. Pero, es hora de tenerla. ¿Para qué te va a servir esa ley?
Primero, preserva la democracia al obligar de forma positiva al Estado a brindar
acceso a la información que está en su poder. Y tú, como eres parte del Estado,
puedes buscarla, recibirla, acceder a ella y difundirla.
Y aquí va la respuesta específica a tu última pregunta.
La información es tu herramienta fundamental para participar en las decisiones o
asuntos públicos. ¿Cómo vas a participar si ni te enteraste del presupuesto de
tu municipio? La Constitución ya obliga a las autoridades a informarte, pero
esta ley te facilitará el acceso para controlar el funcionamiento del Estado y
la gestión de los gobiernos nacional, departamental o local u otras instancias
que funcionan con el dinero de todos.
¿Qué de eso se ocupen los periodistas? Esta ley no es sólo
para periodistas, sino fundamentalmente para vos. Con esta norma obtendrás
información de manera directa, sin intermediarios. Mira, la Corte
Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo, en 2006 y 2008, que el libre
acceso a la Información es un medio para que: 1) la ciudadanía ejerza sus
derechos políticos; 2) evite abusos de los funcionarios públicos, 3) promueva
la rendición de cuentas y la transparencia en la gestión estatal; 4) permita un
debate público, sólido e informado que asegure la garantía de recursos
efectivos contra los abusos gubernamentales y 5) prevenga la corrupción.
La CIDH señaló de yapa: “Sólo a través del acceso a la
información bajo control del Estado que sea de interés público es que los
ciudadanos pueden cuestionar, indagar, considerar, si está dando cumplimiento
adecuado a las funciones públicas”.
Desde otra perspectiva, el acceso a la información es
el antídoto efectivo contra la propaganda, que es la industria mejor desarrollada
por casi todos los gobiernos para mentir.
Puedes estar seguro, el acceso a la información te
dignifica porque hace posible tu existencia jurídica. Sin información,
difícilmente podrás exigir derechos, menos disfrutarlos. Así de simple.
¿Qué decías hace rato? ¡Ah! Sí, tienes razón, no toda
la información pública es publicable, valga la redundancia; hay excepciones,
¿sabes cuáles? Se nos acabó el tiempo y el espacio, conversaremos de este punto
en otro momento.

Facebook Comments

Related posts