/

Cooperativistas mantienen sitiada a La Paz tras violenta jornada de protesta

734 views
4 mins read

Los cooperativistas auríferos protagonizan este martes su segunda jornada de protesta en La Paz, donde mantienen bloqueadas varias vías, causando perjuicios a los transeúntes, que se ven obligados a trasladarse a pie o a hacer largas filas en las estaciones del teleférico.

En la jornada previa, los cooperativistas marcharon desde El Alto hasta la sede de Gobierno, donde protagonizaron actos de violencia, como el hostigamiento y agresiones en las oficinas del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP), la Autoridad Jurisdiccional Minera (AJAM), el Ministerio de Trabajo y otros puntos de la ciudad. En total, 90 personas quedaron retenidas en esas instituciones porque los cooperativistas sitiaron las infraestructuras, lanzando piedras y detonando explosivos.

En medio de las agresiones, fueron detenidos seis cooperativistas y ahora sus dirigentes exigen su liberación como parte del pliego petitorio.

Lejos de suspender sus medidas de presión, los cooperativistas amenazan con llevar su protesta a las carreteras desde este miércoles.

En medio de este panorama, no existen condiciones para el diálogo con el Gobierno, pues los cooperativistas quieren hablar directamente con el presidente Luis Arce, quien les mandó decir que tendrá tiempo para recibirlos a partir del próximo viernes.

Los mineros auríferos exigen la anulación de la resolución que les impide explotar oro en áreas protegidas, reivindican sus “derechos constituidos” en esas reservas, y piden consolidar con una ley el 4,8% de impuestos por la comercialización del oro. Además, se oponen a las acciones populares que plantearon los indígenas para paralizar la actividad minera en los ríos porque el mercurio está contaminando no sólo los peces, sino los cuerpos de los habitantes de los pueblos amazónicos.

La Paz bloqueada

Las principales calles de La Paz se mantienen bloqueadas, donde los mineros están apostados portando explosivos.

La conexión entre La Paz y El Alto por la autopista es imposible y las calles donde se encuentran las instituciones de interés de los cooperativistas también se encuentran cortadas.

Entre tanto, la indignación de la gente en redes sociales crece. El opositor Samuel Doria Medina escribió en su cuenta de Twitter que los cooperativistas “se aprovechan de su condición de supuestos mineros de supervivencia para amparar a empresarios chinos y colombianos que operan de manera ilegal y para pagar una miseria al Estado, ya que están exentos del impuesto a las utilidades de empresas”.

El periodista Marco Zelaya dijo que la ciudad fue tomada por la “marcha del mercurio de los mineros cooperativistas aliados de Arce. Los paceños protestan, pero su derecho a la libre circulación es vulnerado”.

La especialista en marketing político, Ivanna Torrico, comentó que, estando en La Paz, “la policía podría cuidar a la ciudadanía, pero no, no hay presencia del Estado, los mineros cooperativistas hicieron lo que les da la gana, no tenemos Gobierno”.

Día de violencia

Este lunes, la protesta violenta en la AJAM derivó en una gasificación de parte de la Policía, que procedió a la detención de los seis cooperativistas que deben responder ante el Ministerio Público por sus actos.

Tanto en la AJAM como en el Sernap los manifestantes rompieron vidrios y, en la segunda institución estuvieron a punto de tomar las instalaciones, donde quedaron atrapados los funcionarios hasta muy entrada la noche.

El dirigente del sector, Ramiro Balmaceda, justificó esos actos indicando que fueron provocados por la Policía.

Sumando Voces

Facebook Comments

Latest from Blog