Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

Más del 90% de la coca del Chapare sigue siendo desviada del mercado legal

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) informó que el 91 por ciento de la hoja de coca comercializada legalmente se efectuó en Villa Fátima, La Paz; mientras, el restante 9 por ciento se realizó en Sacaba, Cochabamba.

Basado en datos del gobierno boliviano, el organismo internacional afirmó que la cantidad de hoja de coca comercializada en los dos mercados autorizados (Villa Fátima y Sacaba) sumó 22.967 toneladas métricas (Tm) en 2017, de un total de 44.200 Tm, lo que significa que 21.233 Tm no llegaron al mercado legal.

De las 22.967 toneladas métricas, 20.822 Tm, el 91 por ciento, pasó por el mercado legal de Villa Fátima; y 2.145 Tm, el 9 por ciento, se vendió en Sacaba; las restantes 21.233 tm no se sabe dónde fueron vendidas.

Esta cifra varíó muy poco desde que asumió el gobierno Evo Morales, presidente de las seis federaciones de cocaleros del Trópico Cochabambino. En 2011, el representante de la UNODC en Bolivia, César Guedes, dijo que “el mercado más ilegal es la zona del trópico cochabambino, ahí el 94% de la coca secada al sol no pasa por el mercado de Sacaba”.

Guedes informó también, en aquella ocasión, que la mayor parte de las 55.000 toneladas que se producen en Bolivia de hoja seca, 65% no es comercializada en esos mercados legales y que probablemente una parte va al narcotráfico y la otra se dirige a centros mineros.

En el informe de 2014, quien era representante de la UNODC en Bolivia, Antonino De Leo, dijo que la producción potencial de coca en el trópico de Cochabamba es de 17.000 Tm y de ellas sólo 1.377 Tm se comercializaron, en 2013, en el mercado legal de Sacaba. Los restantes 15.623 Tm tuvieron un destino desconocido.

En porcentajes, esos 1.377 Tm de coca eran solo el 8,1% del total de la coca comercializada; los restantes 15.623 Tm, el 91,9%, no pasaron por la venta legal.

El último Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca de la UNODC estimó la producción potencial de coca en Bolivia en un máximo de 44.200 toneladas métricas y mínimo de 35.500.

Este cálculo fue realizado en base a estudios desarrollados en 1993 por la DEA (Drug Enforcement Administration), en 2005 por la UNODC y en 2010 por el CONALTID (Consejo Nacional de Lucha contra el Tráfico Ilícito de Drogas del Estado Plurinacional de Bolivia).

Subió el cultivo de coca en 6 por ciento

Según el último Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca de la UNODC, presentado hoy en La Paz, el cultivo de coca en Bolivia aumentó, en 2017, en un 6 por ciento en comparación con los datos de 2016.

Los datos indican que la superficie cultivada se incrementó en 1.400 hectáreas (ha); de 23.100 ha en 2016 subió a 24.500 ha en 2017.

De acuerdo con el Informe, en los Yungas de La Paz está el 65 por ciento de los cultivos de coca; en el Trópico de Cochabamba, el 34; y en el Norte de La Paz, el 1 por ciento.

Combinando el uso de imágenes de satélite con los trabajos de campo, la UNODC detectó un incremento en la región de los Yungas de La Paz, de 15.700 a 15.900 ha; en el Trópico de Cochabamba, de 7.200 a 8.400 ha; mientras que en el Norte de La Paz, la superficie cultivada disminuyó de 240 a 220 ha, señala un boletín de prensa de la oficina de Naciones Unidas.

En la provincia Sud Yungas de La Paz se produjo el mayor incremento: 158 ha, lo que sumó en total 10.692 ha, en 2017. En la provincia Chapare de Cochabamba, se registró un aumento de 536 ha; de 3.708 ha en 2016 subió a 4.244 ha en 2017.

Coca en seis parques nacionales

Según el boletín de la ONU, el gobierno de Bolivia informó que las tareas de erradicación subieron de 6.577 a 7.237 ha y que el 78 por ciento de la eliminación se realizó en el Trópico de Cochabamba; el 18 por ciento, en los Yungas y el Norte de La Paz; y el 4 por ciento, en los departamentos de Santa Cruz y Beni.

El Informe también detectó la presencia de cultivos de coca en seis de las 22 áreas protegidas. En estas áreas, se identificó una superficie total de 253 ha de cultivo de coca. El parque nacional más afectado fue Carrasco, seguido de Cotapata, Isiboro Sécure y Amboró.

El gobierno boliviano también informó que el secuestro de hoja de coca aumentó en 5% y de cocaína base, en 13%. Es decir, de 353 a 370 tm y de 12,2 a 13,7 tm, respectivamente. En cambio, el secuestro de clorhidrato de cocaína disminuyó en 78 por ciento, de 17,8 a 3,9 tm.

El Representante de la UNODC en Bolivia, Thierry Rostan, hizo tres recomendaciones para mejorar el control de los cultivos de coca:

  1. Concluir con la delimitación geográfica de Zonas Autorizadas para la producción de hoja de coca, según lo mencionado en la Ley General de la Coca (Ley 906) y su Reglamento, para evitar la expansión del cultivo de coca; 
  2. Incrementar las medidas de control para evitar la expansión de los cultivos de coca a Zonas No Autorizadas como las circundantes a los límites de la provincia Ayopaya del departamento de Cochabamba y las provincias Sud Yungas e Inquisivi en el departamento de La Paz; 
  3. Fortalecer los procesos de racionalización/erradicación, control social y la mitigación de impactos, promoviendo el desarrollo integral en las zonas productoras de coca, para evitar la expansión de la producción excedentaria de cultivos de coca.

El Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca en Bolivia fue realizado en el marco del Programa de Apoyo de la UNODC a la Implementación del Plan de Acción de la Estrategia de Lucha contra el Narcotráfico y Reducción de Cultivos Excedentarios de Coca del Estado Plurinacional de Bolivia, financiado por la Unión Europea y Dinamarca. En la presentación participó el gobierno boliviano.

Facebook Comments

Related posts