/

“He recaudado alrededor de 19 millones de bolivianos en coimas para el Ministro”

21171 views
11 mins read

Apenas asumió el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, en noviembre de 2020, me ofreció una dirección y me pidió que me encargue de negociar las obras. Desde aquella fecha hasta enero de 2023, calculo que recaudé alrededor de 19 millones de bolivianos en coimas para el ministro. Por ahora, no diré mi identidad por miedo a las represalias contra mi persona y mi familia, pero diré todo lo que hice y vi.

No pude ocupar la dirección que me ofreció el ministro porque no cumplía los requisitos, me faltaba el título profesional. Sin embargo, actuaba como si hubiera asumido el cargo por la confianza que me dio el Ministro. Me dio esa confianza porque estaba agradecido conmigo por un favor que le hice meses antes de que sea ministro y por la ayuda que le di durante los días que se decidía en Palacio la conformación del gabinete.

Casi inmediatamente después de su posesión, el ya Ministro me pidió que yo me encargue de manejarle todo el tema de la negociación de las obras, me propuso que trabaje cerca de él.

En una de las entrevistas, el periodista Andrés Gómez Vela me preguntó si la palabra “negociaciones” quiere decir: cobro de coimas. Le dije que sí, pero aclaré que el ministro no me dijo: cobra coimas, sino me dijo: como vos tienes experiencia en el rubro, encárgate de las negociaciones.

Quería el 8% de comisión

La primera obra que el Ministerio adjudicó fue la construcción de alcantarillado en el distrito 6 de Viacha (La Paz). La empresa ganadora se llamaba Apolo. Primera obra, primer desacuerdo. El ministro me dijo que pida un 8 % de comisión. Yo me negué.

Me hizo el pedido en junio de 2021 en su despacho, ubicado en el piso 18 de la “Casa Grande del Pueblo”. Todas las reuniones eran en su despacho y a solas. En esa reunión se molestó. Me dijo que como era la primera obra del Ministerio que se estaba licitando, y que había bastantes empresas y bastante gente que quería meterse, debía cobrar 8 % de comisión.

En esa reunión a solas, el ministro Juan Santos Cruz me dijo que las empresas le llamaban para negociar, y que daba mi nombre. Yo ya sabía que tenía varios compromisos. Él estaba hasta el copete con compromisos. Necesitaba dinero, necesitaba plata. Los mismos dirigentes, no sólo de Pando, sino de otras partes del país, le pedían pasajes, viáticos y otras cosas. Además, supe que se había prestado dinero.

Por eso, me encargó que pida un anticipo a la empresa adjudicataria. Trabajé en la contratación de esta obra de noviembre de 2020 hasta junio de 2021. Los procesos no son rápidos, pero el Ministro quería recibir la plata ¡ya! Se mostró ambicioso desde un principio. Quería recibir, recibir y recibir.

El señor P. Ch. le metió la idea de pedir una comisión de 8 al 10 % a las empresas. Con este señor tuve un rose porque él quería manejar esa obra. Quería negociar con las empresas. El Ministro le dijo: No. Luego, me pidió encargarme de todo.

Cuando yo le hablé del porcentaje, le dije que no podíamos pedir a las empresas más del 3 %. Le dije que si yo iba a manejar las cosas, no iba a trabajar así. Ya era demasiado ambicioso. No se puede pedir tanto porque se corría el riesgo de que las empresas hagan una mala ejecución de las obras. La comisión debería ser máximo un 4 %. Dije al Ministro que no iba a pedir a ninguna empresa más de ese porcentaje.

Si quería que trabaje con él, así tenía que ser, sino yo daba un paso al costado. En ese momento, él acepto. No hay problema, me dijo. Un poquito medio molesto, pero aceptó. Después y conforme iba pasando el tiempo, comenzamos a tener problemas. Entraron al Ministerio más personas. Le metieron más cosas en la cabeza. Creció su ambición. Quiso negociar las obras con más porcentaje.

La primera coima fue de Bs2.340.000

Finalmente, quedamos en 3 % de comisión por la adjudicación de la obra construcción de alcantarillado de Viacha, distrito 6, cuyo costo fue de 78 millones de bolivianos. La negociación se hizo a través del señor R. A. La empresa Apolo hizo un aporte del 1 % antes de adjudicarse la obra para cerrar el negocio. Es decir, pagó 780 mil bolivianos. El negocio siempre se cerraba con el 1 % de adelanto.

Pedí a la empresa el restante 2 % cuando cobró su anticipo. El señor R. A. me dio en efectivo un millón 560 mil bolivianos. Me entregó el dinero en una casa alquilada sobre la calle Ingavi de La Paz, cerca a la plaza Riosinho. Me dio el total del dinero en una mochila. En total, la comisión sumó 2.340.000 bolivianos.

El anticipo de 780 mil bolivianos entregue al ministro en diferentes ocasiones. La primera entrega fue de 350 mil. Le di en su despacho. Semanas después, le entregué otros 350 mil en efectivo, también en su despacho. Los restantes 80 mil fueron depositados en montos de 20 mil y 10 mil a cuentas bancarias del ministro.

Los restantes 1.560.000 entregué al ministro divididos en montos diferentes. Le di 350 mil bolivianos en su despacho en una mochila entre las 7 y 8 de la noche; otros 350 mil, en su casa. Vivía él por Miraflores, cerca de la plaza Villarroel, no recuerdo bien la calle. Le llevé entre las 10 a 11 de la noche. Le entregué en la misma mochila que había recibido el millón 560 mil.

Cuando recibió el dinero en los dos lugares, el ministro no contó los billetes. A mí no me dio ni un boliviano.

De los 860 mil que quedaban, 300 mil bolivianos fueron entregados en efectivo a la señora Viviana Bautista en Cobija. La entrega le hizo un conocido después de retirar el dinero del Banco Unión. La señora Viviana es la encargada de la construcción de la casa del ministro en la capital de Pando.

Quedaron 560 mil bolivianos. Este monto deposité en cuentas de otras personas. Desde esas cuentas se hizo transferencias a cuentas que señalaba el ministro. Cuentas de palos blancos y familiares de él en Cobija. Se hizo transferencias de 20 mil, de 30 mil, máximo de 50 mil para no despertar sospechas.

Si me pasa algo, el ministro será responsable

Cuando conté este caso de corrupción al periodista Andrés Gómez Vela, éste me preguntó si tenía evidencias. Le entregué números de cuentas, nombres de palos blancos, chats, comprobantes de transferencias bancarias. También denuncié este caso a la Viceministra de Transparencia.

El periodista también me dijo que iba a verificar datos y buscar al ministro Juan Santos antes de publicar la noticia. Sé que fue a buscarlo a su despacho en el piso 18 de la “Casa Grande del Pueblo”, pero su equipo de comunicación no viabilizó la entrevista. También sé que llamó y escribió al ministro, pero éste no contestó.

Si algo me pasa a mí o a cualquier miembro de la mi familia, el responsable será el ministro de Medio Ambiente y Agua, Juan Santos Cruz.

La primera comisión fue de 2.340.000 por la obra en Viacha. La segunda obra adjudicada está en Cochabamba. Esta se dividió en tres lotes. Cada lote costó 23 millones de bolivianos. Calculo que en total recaudé para el ministro alrededor de 19 millones de bolivianos en coimas de todas las obras que negocié.

Facebook Comments

Latest from Blog

Corrupción como nunca

Andrés Gómez Vela —¿Cómo es, jefazo?—saluda con aire de poder el funcionario a su víctima. —¿Qué