Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

Bosque de Chimanes: Fenece el plazo para desalojo de asentamientos ilegales



El 18 de noviembre es el plazo dado por el Instituo Nacional de Reforma Agraria (INRA) para hacer respetar la consolidación territorial de los pueblos Mojeños, Tsimane, Movima y Yuracaré en el Bosque de Chimanes, su territorio ancestral. 
La Paz, 17 de noviembre.- El Instituto Nacional de Referoma Agraria (INRA) debe desalojar hasta el 18 de noviembre los asentamientos ilegales ubicados en el Terriotrio Indígena Multiétnico (TIM) y el Territorio Indígena Chimán (TICH), del Bosque de Chimanes cuyos pobladores viven el avasallamiento de sus espacios de vida y vienen luchando por el cumplimiento de su legítimo derecho a la consolidación territorial.
El pasado 22 de septiembre, la Subcentral del TIM del Bosque de Chimanes denunciaron ante el INRA el avasallamiento de intercultares en su territorio en el Marco del Encuentro Extraordinario de Corregidores del TIM y posteriormente procedio a la inspección ocular de las ex concesiones forestales declaradas fiscales mediante la Resolución Administrativa 0530/2010 y la Resolución Suprema 04656/2010. 
“Según el Informe UD BN No. 545/2018 durante la actividad se constató la existencia de asentamientos ilegales y a su vez sugiere se proceda a ejecutar el respectivo desalojo”, informó la Responsable Regional del Centro CEJIS y asesora jurídica, Fátima Monasterio.
Monasterio informó que la Dirección General de Administración de Tierras del INRA Nacional certificó –mediante Informe Técnico Legal 3918/2018- que no existe sobre el área correspondiente a las ex concesiones forestales ninguna autorización de asentamiento a favor de personas individuales o colectivas por lo que cualquier ocupación de hecho es ilegal y pueden ser “sujetos al desalojo incluso con auxilio de la fuerza pública”.
Monasterio explicó que el pasado 7 de noviembre se notificó a los asentados ilegalmente con la intimación para el desalojo, dándoles diez días calendario a partir de la notificación para que procedan retirarse voluntariamente. 
“En caso de negativa o incumplimiento “en coordinación con la Policía Boliviana se procederá al lanzamiento de cuanta persona se encuentre asentada”, reza el documento”, resalta Monasterio.
De esta manera la subcentral del TIM de los pueblos Mojeños, Tsimane, Movima y Yuracaré se encuentran aguardando el desalojo para concretar su esperada consolidación territorial.
Desde los años ochenta empresarios con la venia del Estado Boliviano ingresaron a explotar los recursos forestales. Ante esta amenaza, decidieron emprender la histórica Marcha Indígena “Por el Territorio y la Dignidad” el 15 de agosto de 1990 junto a las comunidades de los ríos Isiboro, Sécure, el Ibiato y al menos 300 indígenas de tierras bajas. 
Uno de las conquistas de aquella movilización fue la promulgación del D.S. 22611 que reconoce todo el Bosque de Chimanes como área indígena y en su interior establece los límites del Terriotrio Indígena Multiétnico (TIM) y el Territorio Indígena Chimán (TICH), además un Área de Aprovechamiento Forestal donde siete empresas continuarían extrayendo madera por un lapso de 20 años que luego –según el art. 11 de la mencionada norma- debería pasar a formar parte integral de los territorios de los pueblos indígenas. 
MJF // 

Facebook Comments

Related posts