Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Metodología del partido-Estado
Opinión

Metodología del partido-Estado

Por: Vasileiv Seoane Garcia

Los actos terroristas, secuestro, tortura y tentativa de asesinato, perpetrados por agentes armados y organizados o por lo menos tolerados por el Estado, son la última muestra objetiva y cruda de la Metodología del régimen. Voy a mostrar las fuentes prácticas verificadas y las fuentes teóricas, de esta forma de entender la Sociedad y la política.

Esta práctica política la verificamos ya en la asamblea constituyente cuando la trasladaron a un cuartel militar con muertos de por medio, en los hechos del Porvenir-Pando, también con muertos de por medio o en la Marcha Indígena con la humillación a los Pueblos Indígenas de Tierras Bajas, estos ejemplos demuestran que no son hechos aislado, son una constante en el tiempo.

Esta forma de entender la Sociedad y la política tiene una matriz histórica-ideológica, el régimen se ufana con orgullo de tener como “aliados estratégicos” a China, Rusia e Irán, en estos países han usado y practican la misma Metodología, y curiosamente tienen o harán inversiones en sectores estratégicos de la economía boliviana y cruceña. Cabe mencionar a Cuba, Nicaragua y Venezuela en latinoamérica como notables practicantes de esta Metodología, en todos estos países no existe la libertad política o de pensamiento, de hecho sólo existe un partido único y por tanto una sola visión y forma de entender el mundo social, la Libertad y la Democracia no existen.

En que consiste esto que defino como Metodología, se trata del Partido-Estado, el partido es el Estado, hay una identificación ideológica, étnica cultural, económica, religiosa y moral entre el partido y el Estado, el partido no sólo somete al Estado, sino que el partido sustituye al Estado, y por tanto, todo lo que está fuera de la órbita de intereses o fuera de la visión del mundo del partido queda fuera del Estado en mediano o largo plazo. Así, las corporaciones empresariales, gobernaciones, alcaldías, universidades, colegios de profesionales, intelectuales, artistas, toda organización y todo aquel que no esté de acuerdo con la visión del mundo del partido-Estado, es un potencial opositor por lo tanto hay que anularlo, por las vías que ha aclarado recién “milimétrica” y didácticamente el ex vicepresidente, autonombrado “qananchiri” que precisamente en aimara quiere decir “el que aclara”. En algunos de estos países se ha usado el nacionalismo étnico, en otros el nacionalismo fusionado con un fundamentalismo religioso, el islamismo de Irán, y en todos estos lugares la Democracia está supeditada a la visión ideológica del partido-Estado y tienen reelección indefinida de hecho. Como se sabe tanto el nacionalismo étnico cultural, como el fundamentalismo religioso son palancas políticas poderosísimas cuando anclan en una parte de la Sociedad históricamente predispuesta a ello, o como diría Gramsci “maleable”.

A propósito de este autor (cuya obra es una especie de biblia para muchos “camaradas del régimen”, lo dicen ellos mismos), este consideraba imprescindible “leer la mentalidad, los criterios, los hábitos, las costumbres, los anhelos, las potencialidades culturales, de una sociedad en general”, – para Gramsci la Cultura era lo esencial, esta tendría la fuerza de modificar la economía y no sólo al revés, como se creía, era el teórico de las superestructuras – esto habría que hacerlo por regiones, etnias, clases, estamentos, grupos y toda clase de divisiones sociales, sólo así se obtendría una lectura holista, omnicomprensiva e integral de la Sociedad en cuestión, para recién constituir el “bloque histórico” del poder e imponer su visión del mundo, a todo esto le llamó Hegemonía, categoría vulgarizada en Bolivia.

La Hegemonía, puede ser entendida como un sinónimo del partido-Estado o complementaria a este, consiste en inundar todo el espacio social, en hacer que todo el cuerpo social primero consienta y luego adscriba a la visión del mundo del partido-Estado y simultáneamente lograr que desde ningún lugar social, nadie pueda cuestionar tal visión del mundo, que nadie tenga la fuerza social, política o intelectual de producir otra visión del mundo crítica o superior a la visión del mundo vigente. Usando estas categorías, cabe preguntarse cuál la visión del mundo que estamos produciendo en el oriente, quienes conformarían un nuevo bloque histórico económico social y qué rol está jugando y jugará la Cultura en todo esto.

Facebook Comments

Related posts