Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

“Nos han preparado para el pizarrón y la tiza, nunca para la educación virtual” (¿Viene otro fracaso del año escolar?)
Actualidad

“Nos han preparado para el pizarrón y la tiza, nunca para la educación virtual” (¿Viene otro fracaso del año escolar?)

En 11 días, comenzarán las clases escolares en Bolivia y el profesor Pascual Castro está preocupado porque no hay condiciones humanas ni tecnológicas para la educación virtual.  “En la normal nos han preparado para el pizarrón y la tiza; nunca nos han preparado para la educación virtual”, afirmó.

Daysi Linares, también profesora, contó a RimayPampa que en la gestión 2020 pasaron unos cursos sobre educación virtual, pero no fue suficiente. A su juicio, los estudiantes, mamás y papás carecen de condiciones para comenzar clases por internet. Pascual y Daysi trabajan en la Unidad Educativa San Cristóbal de Huancané, ubicada en el municipio de Chulumani, Sud Yungas, La Paz.

 

Benecio Ayaviri es profesor de sexto de primaria en la Unidad Educativa de Huancarani, municipio de Pocoata, Potosí, y tiene el mismo problema que sus colegas yungueños. “Nosotros (los profesores) podemos desarrollar las clases virtuales por zoom o google meet, pero los estudiantes y sus papas no están capacitados”, declaró.

 

El profesor beniano José Antonio Gómez describió una situación más dramática aún en la Unidad Educativa Nacional Reyes, donde da clases de Historia. “Es probable que sea otro fracaso como el año pasado”, sentenció. ¿Por qué? “Porque hay estudiantes que se van e irán por la pandemia a las estancias o a alguna de las 62 comunidades de Reyes (provincia Ballivián, Beni), y en algunas de éstas no hay energía eléctrica”, añadió.

El lunes reciente, el ministro de Educación, Adrián Quelca, anunció que las clases comenzarán en la modalidad a distancia en las capitales de departamento y en las ciudades intermedias debido a la segunda ola del Covid-19. En tanto, en el área rural o donde no haya conexión a internet, indicó que el Gobierno llevará hasta esos poblados los textos educativos que se diseñaron, y los maestros se encargarán de guiar a los estudiantes.

¿Tienen los profesores condiciones tecnológicas para comenzar clases virtuales?

Pascual Castro explicó que no hay condiciones tecnológicas para pasar clases virtuales. Recordó que el año pasado tuvieron que comprar paquetes de las telefónicas para tener conexión a internet y la cuenta salió cara.

Linares recordó que hace años instalaron, en Huancané, un telecentro que nunca funcionó. Ambos coincidieron que la precaria situación no cambió hasta la fecha.

La profesora Daysi añadió un obstáculo más: la mayoría de los padres y madres de familia se van cada día al campo (a los cocales) a trabajar, donde no hay señal de internet.

El profesor Ayaviri declaró que los profesores tienen una laptop (computadora personal) y teléfonos inteligentes, pero carecen de conexión fija a internet. En tanto, muchos de sus estudiantes —prosiguió— se tienen que prestar teléfonos de sus mamás y papás, y no tienen internet.

Gómez dijo que en Reyes no hay condiciones para comenzar el año escolar en modalidad virtual por dos razones: 1) Los alumnos no tienen fibra óptica en sus casas, y 2) carecen de celulares como para desarrollar clases virtuales. “Algunas familias tienen tres o cuatro hijos y un celular cuesta entre 900 a 1.000 bolivianos. Difícil que compren para cada hijo”, afirmó.

Linares, profesora del nivel inicial, dijo que trabaja con niños y niñas, y ellos y ellas necesitan de sus padres. “Los padres venían (el año pasado) a casa y yo tenía que instalárselos el programa y pasarles algunas megas”, explicó y agregó: “pensé que este año el gobierno iba a poyarnos; sin embargo, he visto que la resolución 01 no dice nada al respecto”.

Según Castro y Linares, la mayoría de los padres y madres de familia “compran megas” por el valor de dos bolivianos para conectarse a internet, y ver sólo mensajes de whasapp o Facebook; no les alcanza para pasar clases por zoom o google meet.  “Al principio estaban entusiasmados, pero al ver que las megas se iban rápidamente, se desanimaron”.

Los cuatro profesores entrevistados por RimayPampa coincidieron que la mayoría de sus estudiantes carece de laptos y tablets, equipos óptimos para las clases virtuales. Sólo tienen teléfonos inteligentes, dijeron.

¿Tienen formación los profesores en plataformas educativas?

Benecio Ayaviri recordó que durante el gobierno transitorio los profesores de su región participaron en unos cursos de capacitación sobre educación a distancia; y añadió que en la presente gestión, aún no asistieron a ninguna formación. “Falta más capacitación, no sólo para los profesores, sino para padres y estudiantes”, reconoció.

José Antonio Gómez dijo que hasta el año pasado muchos profesores no conocían el manejo de las plataformas. “Han tenido que aprender sobre la marcha”, afirmó y reiteró que sólo el 20% de los 400 estudiantes de la Unidad Educativa Nacional Reyes tienen acceso a internet conexión fija.

Castro explicó que el año pasado participó en los cursos de formación del Ministerio de Educación, pero no fue suficiente; por lo que acudió a instituciones particulares para nivelarse.

Linares indicó que buscó formarse por sus medios y se inscribió en varios cursos para estar actualizada en educación virtual.

¿Cuál será la modalidad de las clases en Reyes, Huancané y Huancarani?

Gómez dijo que nada está definido aún respecto a la modalidad de las clases. Es probable que sea semipresencial. Si fuera semipresencial —continuó—hay que ver el nivel de contagio del coronavirus en el municipio de Reyes y la predisposición de los padres y madres de familia para enviar a sus hijos al colegio. “Muchos no están de acuerdo”.

También hay que considerar —indicó— los insumos de bioseguridad (alcohol en gel, jabón); ¿a cargo de quién correrán?, el municipio dice que no tiene plata.

“(Quizá vamos a) adoptar la modalidad a distancia, lo que significa preparar las cartillas para repartir a los estudiantes”, agregó.

Castro dijo que, en la reunión del lunes, acordaron en su colegio la modalidad semipresencial. “Pero no hay una pauta concreta. No estamos preparados, pero queremos empezar”, manifestó.

Linares hizo notar que no hay agua, elemento indispensable en este momento de pandemia, en la Unidad Educativa de Huancané, lo que impediría las clases presenciales e incluso las semipresenciales.

El profesor Benecio Ayaviri afirmó que en Huancarani tratarán de empezar las clases en modalidad presencial. Si subieran los casos de coronavirus, optarán por la educación a distancia porque no hay condiciones para la educación por internet.

¿Qué necesita cada profesor para comenzar las clases en condiciones óptimas?

Ante la pregunta, Ayaviri afirmó que en Huacarani necesitan internet conexión fija y gratuito tanto para profesores y estudiantes, tal y como el gobierno de Luis Arce se comprometió.

El pedido de Castro es similar. “Necesitamos laptops, buena conexión a internet, medidas de bioseguraidad y todo el apoyo del gobierno”, dijo.

Gómez tiene la misma solicitud: Internet conexión fija para estudiantes y profesores.

Algo más —dijo José Antonio— la mayor parte de la gente de Reyes tiene poca formación; es gente chacarera, vaquera, ganadera; lo que significa que muy difícilmente papá y mamá (convertidos en profesores auxiliares en casa por las clases virtuales) podrán ayudar a sus hijos en algunas materias.

Linares puso sus esperanzas en la Radio Educativa que funciona en Huancané desde el año pasado. “Desde septiembre, hemos empezado a dar clases para el nivel inicial”, manifestó.

Hay algo de desasosiego en las palabras de los profesores Ayaviri, Castro, Gómez y Linares. Ninguno es optimista respecto a las clases virtuales. Por el contrario, transmiten incertidumbre. ¿Será otro fracaso para el año escolar? En 11 días, los estudiantes y maestros volverán a las escuelas y colegios de forma virtual, en gran parte del país. Los profesores entrevistados están conscientes que, en las normales superiores, fueron preparados para la tiza y el pizarrón, pero no para la educación virtual.

Facebook Comments

Related posts