Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

Trece goles, un grupo F complicado y la historia de Heung-min Son

En el día 11 de la copa mundial Rusia 2018 se marcaron 13 goles en una jornada que inició mostrando el dominio y efectividad de Bélgica sobre Túnez con un contundente 5 a 0. 
Alemania se encontró con la victoria en el tiempo de adición a través de una pelota parada muy bien pateada por Toni Kross. 

Son las cosas del fútbol, los germanos que perdían con Suecia empataron en el arranque y dieron vuelta al marcador gracias al volante de los galácticos que pese al gol no tuvo su mejor partido.
De esa manera el grupo F se complica, ya que tanto México, Alemania como Suecia pueden clasificarse ganando, empatando e incluso perdiendo, además hasta Corea del Sur podría tener todavía alguna chance, en el hipotético caso que le ganen a Alemania y Mexico golee.
El grupo G esta liderado por Bélgica que con mucha tranquilidad entra a la siguiente ronda gracias a la efectividad de su equipo que con dobletes de Eden Hazard, Romelu Lukaku y uno de Michy Batshuayi vencio con comodidad a Tunez.


Tunez no logró repetir la actuación de su debut ante Inglaterra pero anotó dos goles de la mano de Dylan Bronn a los 18 del primer tiempo y Wahbi Khazri al finalizar el tiempo de adición. No tuvo mala actuación pero Bélgica fue superior.
Pero no es solo la ofensiva de Bélgica lo destacable de este equipo, sino tambien la manera de recuperar las pelotas y no dejar espacios para el contra golpe.
Lo repito, tanto Bélgica como Inglaterra juegan con tres centrales que tienen mucha dependencia de sus carrileros, jugadores con mucho recorrido: Thomas Meunier y Ferreira Carrasco en Bélgica y Kieran Trippier y Ashley Young en Inglaterra.
Coreo del Sur vs. México fue otro partido emocionante donde el equipo azteca logró controlar los contragolpes de su rival bajo la dirección del colombiano Juan Carlos Osorio. El defensa central del Tottenham, Heung-min Son, tuvo un gran partido pero lo intentó en varias ocaciones.
A los 26 minutos el gol llegó a México de tiro penal, pateado por Carlos Vela con un tiro delicado contra el palo izquierdo. El segundo fue de Javier “Chicharito” Hernandez, en un contragolpe tras un pase de Hirving “chucky” Lozano.


A los 47 minutos Son se probó con un potente tiro de zurda que entró al palo derecho del Memo Ochoa, que estuvo muy seguro todo el partido.  
Otra historia extra-futbolistica es la de Son. Si es que su gobierno –en este mundial- no considera que su seleccionado hizo un buen espectáculo futbolístico, es decir, por lo menos pasar a la siguiente etapa, no le darían la extención de 21 meses de servicio militar que necesita. 
Es así que la estrella del fútbol coreano quien desde adolescente juega en la Bundesliga tendría que volver a su país natal por dos años trabajando en el servicio militar obligatorio. Lo intentó ganando medalla olímpica en los juegos asiáticos pero al parecer, para su gobierno eso no es suficiente para saltar la obligatoriedad, que solo zafan las personas con discapacidad en su país.
Medios ingleses señalaron que el Tottenham evalúa renovar su contrato, aunque esta obligación militar en su futuro podría complicar la negociación ya que deberían incluir una cláusula con algún tipo de interrupción.  Esta es una forma mucho más aceptable y realista de evitar el servicio militar contra alguna acción legal para el defensor. De volver a su país, Son podría terminar su carrera en el fútbol profesional. Las leyes de Corea del Sur imponen que el servicio militar obligatorio debe ser antes de los 28 años sin excepciones. 
Alemania comenzó sin convencer pero al igual que Brasil, buscó y encontró. Aunque todo el primer tiempo contra Suecia fue impreciso mostrandose desconcentrado y con malas salidas de la defensa. El tiempo de adición fue otra cosa.
Tras una mala salida de Kross que perdió la posesión del balon, Marcus Berg destrabó el partido a los 32 minutos del primer tiempo a través de un pase largo a Ola Toivonen y el delantero la tocó con una leve colgada al arquero Manuel Neuer que quedó desubicado. 
Suecia aguantó pero en el segundo tiempo se metió muy atrás y el gol agónico de Kross llegó tras buscar una falta en el área a los 95 minutos.
La lectura del partido para cambiar su planteamiento inicial fue un acierto del DT Joachim Löw. 


Mandó a Timo Werner más a la izquierda, ingresó Mario Gómez por Julian Draxler. Marco Reus en la derecha y Thomas Müller retrasado. Hubo varios centros desde las bandas de Joshua Kimmich y Jonas Héctor.
Alemania terminó el partido con 10 hombres, Jérôme Boateng fue expulsado por doble amarilla después de varias faltas fuertes.

Facebook Comments

Related posts