Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

Según un documento, Perales fue abogado de Da Silva cuando ya era juez anticorrupción 

El ciudadano brasileño Antonio Adán Da Silva, que encabezó el violento atraco frustrado en Santa Cruz, informó en septiembre de 2016 al Servicio Nacional de Defensa Pública (Senadep) que Iván Perales era su abogado particular y que por ello renunciaba a un abogado del Estado, según consta en un documento al que tuvo acceso RimayPampa.
Perales, quien es hoy juez del Tribunal Primero de Sentencia Anticorrupción y Violencia Contra la Mujer, aseguró el pasado martes que no fue abogado de Da Silva.
«Yo no era abogado del súbdito brasileño”, aseguró y agregó que sólo revisó el expediente del brasileño, envió un memorial por su situación, pero «jamás” vio ni habló con el brasileño.
Sin embargo, Da Silva escribió en un formulario de renuncia a un representante de la defensa pública, fechado el 7 septiembre de 2016, que su abogado particular era Iván Perales.
Perales declaró que fue nominado como juez en agosto de 2016 y el formulario donde Da Silva firma señalando su nombre data del 7 de septiembre de ese mismo año, lo que significa que fue su abogado cuando ya era juez.
El juez sexto de Instrucción en lo Penal, Fernando Rivadeneyra, acusó a Perales de haber ocultado información para que su cliente se beneficie con la detención domiciliaria y deje la cárcel de Chonchocoro, a donde fue enviado en 2014 por herir a un policía en Beni.
En octubre de 2016, Rivadeneyra concedió la detención domiciliaria al brasileño. Sin embargo, Da Silva salió recién de prisión el pasado el 27 de junio y días después, el 13 de julio, intentó atracar una joyería cruceña, hecho que terminó con cinco muertos.
Rivadeneira indicó que Perales aprovechó la ausencia de la Fiscalía y el Ministerio de Gobierno de la audiencia para sustentar la liberación de su defendido.
Perales respondió que Rivadeneira es el responsable de haber liberado al ciudadano brasileño que murió en el atraco. «Él (Rivadeneira) tenía la obligación de verificar los antecedentes, los requisitos, si procedía o no procedía”, declaró.
El Consejo de la Magistratura  inició un proceso disciplinario contra Rivadeneira por faltas graves y muy graves cometidas, supuestamente, al liberar a Da Silva, y pidió como medida preventiva suspenderlo de sus funciones sin goce de haberes mientras dure el proceso. Contra Perales no hay proceso de ningún tipo.

Facebook Comments

Related posts