Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Portal ingles alerta posible venta de minas de Glencore en Bolivia
Actualidad

Portal ingles alerta posible venta de minas de Glencore en Bolivia 

El portal ingles Open Democracy, alertó este miércoles (21.04.2021), la posibilidad que, la transnacional Glencore pretende vender varios de sus activos en Sudamérica, incluyendo sus operaciones en Bolivia, administradas por Sinchi Wayra e Illapa.

La afirmación de Open Democracy, se basa en la publicación realizada el 3 de marzo de este año, en el sitio Fastmarkets, donde se asevera que la transnacional puso a la venta sus minas de zinc y plata en Sudamérica.

“Glencore ha designado a BMO Capital Markets para organizar la venta o explorar asociaciones para toda su cartera de minería de zinc, plomo y plata en Sudamérica, según varias fuentes y documentos vistos por Fastmarkets”, señala la publicación.

En la publicación detalla que la cartera en oferta de Glencore incluye a la mina Aguilar en Argentina, la mina Los Quenuales en Perú, las operaciones Sinchi Wayra e Illapa en Bolivia, así como su participación en el paquete de exploraciones que tiene en territorio colombiano.

En el mismo portal de Fastmarkerts se establece que, sobre esta aseveración, Glencore evitó hacer cualquier comentario, hecho ratificado por Open Democracy.

La oferta de las minas bolivianas de zinc, que opera Sinchi Wayra, ingresa en el “Paquete cinturón plateado” que ofrece Glencore, las mismas en versión de Fastmarkers: “han despertado el interés de varios inversionistas, el apetito por comprar todas las minas juntas podría ser limitado, y algunos destacan el riesgo político en Bolivia, donde el grupo Illapa de Glencore es una empresa de riesgo compartido con la estatal Comibol”.

La participación de Glencore en Bolivia, a través de la empresa Sinchi Wayra y la Sociedad Illapa, maneja un total de cuatro minas (Bolívar, Porco, Colquechaquita y Reserva), tres plantas concentradoras (Bolívar, Porco y Don Diego) y un proyecto de exploración (Soracaya). De estas operaciones mineras obtiene cobre, plomo, plata y zinc, que son exportados al mercado internacional.

Minas de zinc en Bolivia potenciales yacimientos de indio

El Reporte Anual de Industrias Extractivas 2017, publicado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), asevera que la explotación del zinc en Bolivia, pasó a ser dominada, en la década de los 90 del siglo pasado, por la Compañía Minera del Sur (COMSUR), propiedad del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y que posteriormente fue transferida sin transparencia alguna a Glencore.

“En poco tiempo el zinc pasó a ser controlado por la Compañía Minera del Sur (Comsur), la cual era dueña de Porco, Huari Huari (que fue reabierta) entre otras minas; y acababa de adquirir los derechos de explotación de Colquiri y Bolívar, además de 24 desmontes del Cerro Rico de Potosí” acota el documento.

El estudio del CEDLA añade que, en estos yacimientos de zinc, dominados hoy por la transnacional minera, también se pudo evidenciar la presencia del mineral de Indio.

“Estas minas fueron con certeza las principales fuentes de indio boliviano en los años noventa, el cual era recuperado ya no solo en Estados Unidos, sino también en Europa y posteriormente en Asia”, asevera el estudio.

En la misma publicación, el CEDLA describe los yacimientos de zinc con importantes concentraciones de indio en el país, de las cuales, varias están en manos de Glencore a través de Sinchi Wayra e Illapa.

  • Bolívar: Ubicada en la provincia Poopó, Oruro, bajo contrato de Asociación entre la Sociedad Illapa (Glencore) y la Comibol, explota zinc-plata y plomo, pero no reporta contenido de indio; sin embargo, el estudio mencionado por el CEDLA de Ishihara & Murakami, los concentrados de zinc de ésta mina poseen un contenido de indio de 584 Partes Por Millón (ppm) y 34,3% zinc.
  • Porco: Manejada por Sinchi Wayra (Glencore), situada en la provincia Quijarro, Potosí, produce concentrados de zinc-plata y plomo-plata y no reporta presencia de indio; pero, el estudio de Ishihara & Murakami establece la presencia de 499 ppm en 40,6% zinc.
  • Caballo Blanco: Grupo de minas situadas en Potosí, administradas por Sinchi Wayra, que son: Colquechaquita con 344 ppm de indio en 35.9% zinc, Reserva y Tres Amigos con 553 ppm de indio en 39,6% zinc, según el estudio citado.

A este listado se suman las minas de Colquiri, San Vicente, Huari Huari, Cerro Rico, Mallku Khota, Corocoro y Pulacayo Paca.

La producción de Sinchi Wayra e Illapa, colocan a la transnacional Glencore como la segunda productora de zinc en Bolivia después de San Cristóbal, administrada por Sumitomo Corporation.

Arbitraje pendiente por Vinto y Colquiri

En agosto de 2016, la empresa Sinchi Wayra, subsidiaria de Glencore, notificó al gobierno boliviano sobre el arbitraje internacional iniciado por la transnacional, a causa de la nacionalización de las fundiciones de Vinto (estaño y antimonio) en 2007 y la mina Colquiri en 2012.

En esa oportunidad, la Procuraduría General del Estado (PGE) informó que la Glencore “tenía la posibilidad de invocar el Tratado Bilateral de Protección de Inversiones (TBI) entre Bolivia y Suiza, sin embargo, optó por ampararse de un TBI suscrito por Bolivia con el Reino Unido”.

En mayo de 2019, a través de otra nota de prensa, la PGE informó que, en su defensa ante el arbitraje planteado por Glencore, se estableció: “que entre los años 2004 y 2005, Glencore International AG adquirió los tres activos, las fundiciones de estaño y antimonio de Vinto y la mina Colquiri, bajo pleno conocimiento que la persona de quién los adquiría era el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, sobre quien en ese momento recaía un juicio de responsabilidades por los luctuosos hechos de Octubre Negro».

Glencore exige al Estado boliviano un pago de $us 675,7 millones por la expropiación de los bienes de Vinto y Colquiri, además la supuesta apropiación de 161 toneladas de concentrados de estaño procesado.

Según Open Democracy, “en abril de 2020, el gobierno boliviano solicitó a la CPA suspender los procedimientos explicando que no se pudo preparar la defensa a causa de la pandemia. La CPA denegó la solicitud”.

Facebook Comments

Related posts