/

¿Por qué Arce cambia a cinco ministros y no a Lima y a del Castillo?

4383 views
18 mins read

Andrés Gómez Vela

Por los perfiles de los cinco nuevos ministros posicionados este martes, el Presidente Luis Arce tiene como objetivo asegurar la lealtad del voto duro masista y persuadir a los sectores desencantados a volver. Paralelamente, el Jefe del Estado quiere dejar sin bases sociales al Jefe de su partido, Evo Morales, hasta aislarlo en el Chapare. En suma, el gabinete renovado de Arce tiene rostro político-electoral 2025.

Exgobernador con respaldo campesino, ministro

Cuando terminaba enero, la Fiscalía de La Paz inició una nueva investigación penal en contra del entonces ministro de Educación, Edgar Pary, por el delito de falsedad en la declaración jurada de bienes y rentas. Según la información difundida, el Ministerio Público estableció que el titular de Educación no declaró que tiene dos empresas: Una en sociedad anónima y la otra unipersonal.

Pary era el segundo ministro de Educación de Luis Arce. Hubiera sido también el segundo en caer por una irregularidad. Su antecesor, Adrián Quelca, se fue por el “caso Chanchullos”. Sin embargo, el objetivo del presidente al nombrar a Omar Veliz Ramos en esa cartera de Estado no es tanto evitar otro escándalo, sino ampliar bases en Potosí.

Omar Véliz llegó a ser gobernador de Potosí en reemplazo de Juan Carlos Cejas que renunció a la gobernación por la crisis política de 2019.

Veliz asumió el cargo con el respaldo de la Federación Regional Única de Trabajadores Campesinos del Altiplano Sud (FRUTCAS), Federación Sindical Única de Trabajadores Originarios Ayllus Norte Potosí (FSUTOA-NP), Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos Originarios Quechuas de Potosí (FSUTCOQP), Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos del Sud Potosí (FSUTCSP), las cuatro federaciones regionales de mujeres Bartolina Sisa y la Federación de Ayllus Originarios Norte Potosí (FAOI NP). Es decir, con el apoyo de toda la base masista.

Deduzco que el Presidente considera que su nuevo ministro de Educación sigue teniendo el respaldo de los originarios potosinos y que puede trabajar para que lo apoyen en las elecciones de 2025, y se alejen de don Evo Morales.

Además, Omar Véliz es profesor y nació en una población de una provincia potosina (San Pablo de Lípez), lo que puede generar cercanía con el magisterio y vínculos con electores urbanos de los municipios de ese departamento.

Un cooperativista toma el Ministerio de Minería

En marzo de 2014, el entonces presidente de la Federación de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin), Alejandro Santos, advirtió al entonces presidente Evo Morales con “bajarlo” del cargo con una movilización si el Legislativo no aprobaba el proyecto de Ley Minera sin ninguna modificación.  Los cooperativistas pedían una ley que les permita firmar acuerdos de explotación con empresas privadas.

Dos años después, en agosto de 2016, los cooperativistas iniciaron un bloqueo de caminos en protesta contra le Ley de Cooperativas que permitía la sindicalización de sus miembros. También demandaron mayores concesiones para la explotación, insistieron en asociarse con empresas privadas, exigieron evitar controles ambientales y pidieron más espacios de poder.

El conflicto terminó con el asesinato de tres cooperativistas y del viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes. Éste fue torturado y eliminado por un grupo de cooperativistas en la localidad de Panduro, camino a Oruro.

Después del asesinato de Illanes, el periodista de la BBC, Iván Miranda (QEPD), escribió que los mineros cooperativistas han sido un sector considerado «consentido» por el gobierno y un importante soporte político de Evo Morales, al punto que apoyaron orgánicamente su intento de lograr una nueva reelección.

«A diferencia de la minería privada y la estatal en Bolivia, tributan menos regalías e impuestos por sus ganancias y no tenían obligaciones laborales ni sindicales», explicó Miranda.

En marzo del año pasado, la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin) propuso a Alejandro Santos como Ministro de Minería en reemplazo de Ramiro Villavicencio.

Este lunes, El presidente de la Federación de Cooperativas Mineras Auríferas del Norte de La Paz (Fecoman), Ramiro Balmaceda, informó que su sector se encuentra en emergencia por el incumplimiento de acuerdos por parte del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) para tratar de forma particular el tema de trabajos mineros en áreas preconstituidas.

“El 13 de noviembre de 2023 nos hemos reunido con el presidente del Estado Plurinacional (Luis Arce) cuando dijo que estás áreas preconstituidas hace muchos años no pueden adecuarse a nuestras cooperativas (auríferas). (En ese marco, Arce dijo que) sea tratado de manera particular y revisada carpeta por carpeta (con el Sernap)”, explicó Balmaceda en conferencia de prensa (ANF).

Por lo visto, el presidente Luis Arce escuchó el deseo cooperativista de hace un año y después que le recordaron su compromiso de noviembre pasado, este martes tomó juramento a Alejandro Santos en el cargo de ministro de Minería.

Esta nominación tiene dos mensajes:

  1. Asegurar lealtad con los cooperativistas mineros que tienen poder económico y capacidad de movilización.
  2. Sensibilizar a los cooperativistas a vender oro al BCB a cambio del ministerio de minería.

En mayo del año pasado, el gobierno promulgó la Ley del Oro con el objetivo de fortalecer las Reservas Internacionales Netas (RIN) del país mediante la compra directa a productores locales (cooperativistas) para luego realizar la conversión a divisas.

Los cooperativistas mineros condicionaron la venta del oro a un régimen tributario que no supere el 3,02 por ciento de impuestos para su sector. Ellos señalaron que el Gobierno pretende aplicar un impuesto del 6,05 por ciento para fortalecer las reservas internacionales del BCB.

«Esta propuesta de las reservas del Banco Central nunca hemos rechazado; más bien todo está sujeto a que vaya nuestra propuesta del régimen tributario. Nosotros dijimos a la venta un máximo de 3,02 (por ciento), pero ellos proponen un monto mayor», manifestó el presidente de la Federación Regional de Cooperativistas Mineras Auríferas (Ferreco), Eloy Sirpa.

¿Venderán los cooperativistas su oro al gobierno ahora que ya controlan el Ministerio de Minería? Veremos.

Lo cierto, por ahora, este sector tiene mala imagen frente a las clases medias urbanas y grupos sociales medioambientalistas. Los hechos de este martes demuestran que a Arce le interesa la lealtad cooperativista más que los electores ecologistas.

Un biólogo en el Ministerio de Medio Ambiente

Por el discurso pachamamista del régimen del MAS, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua debería ser la cartera más importante del Estado Plurinacional. No fue ni es así al menos hasta hoy.

Juan Santos Quispe, el primer ministro de medio ambiente del presidente Luis Arce, renunció por denuncias de cobro de coimas a empresas privadas que se adjudicaban obras públicas. En su reemplazo, juró al cargo Rubén Méndez, en mayo de 2023. Éste pasó por esa cartera de Estado sin que nadie se dé cuenta. Inutilizó ese ministerio. Ni siquiera actuó oportunamente frente al exdirector del Servicio Nacional de Áreas Protegidas, Teodoro Mamani, que embarazó y destituyó a una funcionaria subalterna.

El presidente nombró este martes ministro de Medio Ambiente y Agua a Humberto Alan Lisperguer Rosales. Éste fue secretario de Recursos Naturales y Medio Ambiente en la gobernación de Cochabamba, en 2017, en la gestión del gobernador Iván Canelas.

Según informaciones obtenidas, Alan es Biólogo. Un docente suyo lo recuerda como “trabajador y comprometido”.

“Me tranquiliza pensar en que haya (en el Ministerio de Medio Ambiente) un biólogo que algo conoce del tema, pero evidentemente es un cargo eminentemente político y coyuntural. Ojalá le vaya bien”, opinó la fuente.

Las nuevas generaciones de votantes son muy sensibles al medio ambiente y bastante críticos a todos los sectores que lo dañan. La figura de Lisperguer puede comunicar un guiño de Arce a estos sectores sociales que rechazan las acciones depredadoras de los mineros auríferos.

¿Podrá el nuevo ministro re-enamorar a los jóvenes biófílico? Dependerá de sus acciones en favor de los parques nacionales y los ríos lo que significará ir en contra de los depredadores cooperativistas.

Un ministro del altiplano para el altiplano

El ingeniero agrónomo Remy Rubén Gonzales Átila fracasó como ministro de Desarrollo Rural y Tierras en tres momentos de un sólo hecho:

  1. Cuando facilitó la apertura de un mercado coca ilegal en La Paz para derrotar a Adepcoca, pero fue derrotado porque al final tuvo que cerrar ese mercado.
  2. Cuando promovió al masista Arnold Alanes como presidente de Adepcoca para vencer a los cocaleros, pero fue vencido porque aquel fue expulsado del mercado legal por una gigantesca movilización.
  3. Cuando fue parte del montaje de la quema del mercado ilegal de coca para derrotar a los dirigentes César Apaza, Freddy Machicado, Raúl Uria y Juan Cocarico, pero fue derrotado porque su gobierno tuvo que torturarlos psicológicamente para que dos se declaren culpables en un juicio abreviado. Los otros dos resisten en San Pedro.

Santos Condori Nina, concejal electo de Laja en las elecciones de 2021 y presidente del Concejo Municipal de ese municipio, es el nuevo Ministro de Desarrollo Rural y Tierras.

El nuevo ministro proviene de una población del altiplano paceño, donde el vicepresidente David Choquehuanca mantiene conexiones sociales. Por lo visto, la nominación de un concejal de Laja como parte del gabinete del presidente Arce tiene el propósito de mantener el voto fiel del altiplano paceño a través de los vínculos emocionales.

Otra tarea de Santos Condori será reconquistar a los cocaleros de yungas que se alejaron del MAS desde 2017, cuando se aprobó la nueva Ley general de la coca. El distanciamiento se profundizó con la persecución a sus dirigentes.

Esperanza por Sabina

La ministra de Cultura, Sabina Orellana, admitió el 30 de enero pasado que sus hijos trabajan en instituciones públicas del Gobierno después que su compañero de partido y diputado del MAS, Héctor Arce, denunció el caso.

“Su hijo Huáscar Balderrama Orellana trabaja en el Ministerio de Salud con un salario de Bs4.009; su otro hijo, Juan Carlos Orellana es funcionario del Ministerio de Medio Ambiente, percibe Bs 10.693; y su nuera María Luz Vela Rodríguez cobra mensualmente Bs 10.173 como funcionaria en el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras”, reveló Arce.

“Sobre esas denuncias yo voy a responder por mí. Yo sí tengo dos hijos, pero mis hijos son mayores de edad, mis hijos, igual que él, también tienen derecho al trabajo. Si es delito trabajar en una institución, ya sea del Estado o de la Gobernación, por qué no inicia procesos legales, si es delito trabajar”, respondió Orellana.

Sin querer, la entonces ministra de Culturas dio ese día un mensaje de soberbia y cinismo. Ese lunes quedó pequeña.

El presidente Luis Arce reemplazó a Sabina por Esperanza Guevara, dirigente campesina de Culpina, Chuquisaca. Su nombramiento mantiene la concepción étnica de la cultura, pero tiene también otra intención: asegurar casi la totalidad del voto campesino de Chuquisaca.

Las lenguas políticas aseguran que el gobernador chuquisaqueño, Damián Condori, tiene comunicación regular con David Choquehuanca. Otras fuentes indican que es un aliado silencioso del Presidente Arce.

Damián ganó en las urnas a dos candidatos del evismo. Primero, a Esteban Urquizu, pero éste tomó la gobernación después de un fraude en 2015. En 2021, derrotó a Juan Carlos León.

Esperanza Guevara fue directora de Igualdad de Oportunidades en la Gestión de Urquizu, tiene arrastre entre los campesinos y bartolinas de su departamento. Si funciona la alianza con Damián y Guevara amplia bases, Arce puede tener la totalidad del área rural de Chuquisaca.

Lima y del Castillo, los «poderosos»

En este momento, los ministros más desgastados de Luis Arce son Iván Lima, ministro de Justicia; y Eduardo del Castillo, ministro de Gobierno. Pero a la vez son los más «poderosos». Los “hermanos evistas” de Luis Arce y la oposición exigen desde hace tiempo cambiarlos. Si el presidente cede, significaría darles la razón a sus adversarios. Ambos ya saben mucho como para marcharse sólo a pedido de sus contrincantes.

Iván Lima es «poderoso» porque controla públicamente a jueces y magistrados. Sus recientes hazañas: 1) inhabilitar con el TCP al jefe del MAS; 2) reactivar un juicio de Evo Morales a Gabriela Zapata con la intención de empañar aún más la imagen de aquel

En tanto, del Castillo es «poderoso» porque pese a cometer enormes errores (montajes, fuga de narcos) sigue en el cargo. Infiero que es porque  tiene la misión también de desprestigiar al adversario número uno de Luis Arce. Con ese fin ordena operativos antidroga en el Trópico Cochabambino y revela de forma regular el hallazgo de pozas de maceración de cocaína, aunque sus «fuerzas» no detienen a ningún narco. Sin embargo, estos operativos comunican que en el «reino político» de Morales gobiernan los narcotraficantes.

Facebook Comments

Latest from Blog