Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

Pobladores de D’Orbigny temen quedarse bajo agua durante un mes. 

La perrita Koky se cobijó sobre cajas de cerveza para evitar el agua que inundó la casa de su amo, Guillermo Vargas, en la fronteriza D’Orbigny. La tristeza del animal transmite el miedo y la incertidumbre de las 70 familias afectadas en esta población yacuibeña, provincia Gran Chaco, del departamento de Tarija.

Guillermo Vargas se comunicó por WhatsApp para contar que la situación es “desesperante” y “deprimente” porque la gente afectada por la inundación sufre incluso la falta de alimentos.
Al drama humano se suma el de los animales: perritos que aúllan en los árboles y techos, a donde subieron porque sus espacios para dormir también están inundados; vacas que mugen bajo el agua, que si no son rescatadas, morirán.
Los aullidos crean un ambiente lúgubre y asustan a niños, mamás y papás, quienes, además, por temor a que suba más el nivel del agua no duermen desde hace tres noches, permanecen sentados o parados.
Hasta esta madrugada, el agua había llegado a los 80 centímetros; en otros lugares, a 90 y en las partes más bajas, a un metro, lo que deteriora las casas, poniéndolas al borde del derrumbe.
Vargas alerta que, en este momento, se requiere con urgencia un estudio de ingeniería para buscar el lugar por dónde debe ser desviada el agua que se estancó en la población, “de otro modo nos quedaremos inundados por un mes como en 1997”.
D’Orbigny está ubicada a 120 Km al este de Yacuiba, frontera con Argentina; queda a menos de 200 metros de la orilla del rio Pilcomayo, cuyo cauce creció desmesuradamente por las últimas lluvias que afectan a gran parte del territorio boliviano.

El agua que llegó a la pequeña población fronteriza es el rebalse del río internacional, no es la corriente; la situación se agravó esta mañana porque se rompieron los defensivos.
Johnny Michel, otro vecino de D’Orbigny, se comunicó desesperado también por WhatsApp para informar que se rompió el defensivo y que el agua está subiendo.
“Hace más de dos meses teníamos que hacer el mantenimiento del defensivo, pero a las autoridades no les dio la reverenda gana de ayudarnos; ¿quién nos devuelve las cases? Somos más de 70 familias, estamos en el agua, hay niños con hongos, la gente no quiere evacuar para no perder sus cosas, solicitamos a la prensa informar”, clamó.
Vargas narró que, hasta hoy, solo el municipio de Yacuiba se hizo presente para apoyar a las familias afectadas; por ello pidió ayuda a los servidores públicos departamentales y nacionales para evitar un mayor desastre en D’Orbigny, la parte más baja de la región chaqueña.

Facebook Comments

Related posts