Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

Pinchan una charla que revela acoso de masistas a monjas y una muerte sospechosa en Sucre 

Una charla telefónica entre los asambleístas departamentales chuquisaqueños, Pablo Pérez y Eusebio Cordero, reveló estos días un posible abuso de poder y un sistemático acoso de parte de la Gobernación de Chuquisaca a monjas y religiosos, además de un hecho escalofriante en Sucre.

No se sabe quién «pinchó» la conversación y aunque las sospechas se dirigen a la Gobernación de Chuquisaca, no hay certeza que desde esa instancia se haya cometido el delito de interferencia de comunicaciones privadas.
Sobre lo que no hay dudas es respeto al contenido de la charla entre Pablo Pérez, exdiputado y asambleísta por el MAS; y Eusebio Cordero, exmasista y Asambleista por Chuquisaca Somos Todos.
“Me parece una reverenda hipocresía, hermano, que los hijos de puta del Sedes (Servicio Departamental de Salud) de la Gobernación les quieran hacer un reconocimiento a las hermanas del hospital; si estos hijos de puta son los causantes para que las hermanas se vayan”, dice Pérez a Cordero en la conversación.
Pérez se refiere a las religiosas Siervas de María, que desde hace 117 administran el Hospital Santa Bárbara de la ciudad de Sucre, y recientemente decidieron abandonar este servicio, según su versión, porque sólo quedaron cuatro hermanas y no se abastecen para realizar las tareas.
Hasta ese momento, gran parte de la gente de Sucre creía que la causa de la decisión de las monjas era la “disminución de las vocaciones”, pero la charla entre Pérez y Cordero hace público lo que poca gente ya sabía o sospechaba. 
“Hermano (…) estos hijos de puta (masistas de la Gobernación) les están haciendo escapar (a las monjas)… y eso no es todo, los siguientes que van a salir, si sigue la joda y el acoso son los hermanos de San Juan de Dios”, prosiguió Pérez.
La premonición o temor del asambleísta se materializó hoy en un pronunciamiento del Sindicato de los Trabajadores del Instituto PsiquiátricoGregorio Pacheco”, administrado por la Orden Hospitalaria San Juan de Dios desde 1950.
“Nos declaramos en estado de emergencia por las continuas arbitrariedades y avasallamientos a los predios de la institución por parte del Sedes, argumentando derecho propietario por la cual decimos una fotocopia”, señala el manifiesto público del sindicato del Instituto Psiquiátrico de Sucre, fundado en 1884 gracias a una donación del que fuera entonces presidente de la República, Gregorio Pacheco.

En la charla, Pérez identificó como cabecillas de la presión y acoso a monjas y religiosos a Ever Almendras, secretario general de la Gobernación; y a Jhonny Camacho, director del Sedes Chuquisaca.
“Son unos cabrones, éstos son responsables de la muerte de uno de los hermanos de San Juan de Dios, le han acosado tanto a uno de los hermanos (Edgar Bondoni) que ha acabado con paro cardíaco (en marzo pasado), eso no ha salido (publicado), eso estaba saliendo y más bien estos han ido apagando, apagando (…) son unos perros”, afirmó Pérez.
El programa “Periodismo que Cuenta” de Sucre informó esta mañana que los hermanos de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios decidieron dejar el próximo 8 de agosto la administración del Psiquiátrico por la presión y acoso desde la Gobernación.
La Federación Sindical de Trabajadores en Salud de Chuquisaca expresó el pasado 28 de julio “un rotundo rechazo ante el atropello y abuso que sufrieron las hermanas de la orden Siervas de María, las cuales tomaron la decisión de retirarse al ser sometidas por autoridades de turno”.
Escuche a continuación el audio pinchado.

Facebook Comments

Related posts