Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

Frustración e impotencia en el octavo día del mundial 

Soy de la generación que ha visto a Cristiano Ronaldo y Leo Messi jugar en la misma liga, asistidos por jugadores de primer nivel y meter goles artísticos. Cada cuatro años espero ver a los mejores jugadores del mundo con sus selecciones y gritar sus goles. Y eso no pasó. Y quizás no pasará, por lo menos con Argentina, que es mi equipo favorito. No veré levantar la copa a la pulga. Es frustrante, la pasión. 
Los grandes jugadores tienen que aparecer en las copas mundiales y el equipo no dio la talla.
La Argentina más amateur de los últimos años perdió con un abultado resultado contra una Croacia que tampoco hizo mucho más que aprovechar el descontrol de su rival.
El otro equipo sudamericano, Perú, tampoco pudo con su rival de turno, Francia. Pero ese es otro cuento.
Es la historia de una muerte anunciada, vimos el fracaso estrepitoso del proceso de armado táctico de la selección Argentina desde las eliminatorias. Aún así, confiaba en el talento individual de sus jugadores y en especial de mi favorito del mundo mundial: Leo Messi. Pero no pasó. El DT no tiene, nunca tuvo un proyecto futbolístico. Planteó una linea de tres con el crack del Barca de punta, pero el no entró al partido, estuvo ausente, lo vaticinaba esa toma televisiva cuando se agarraba la cara en el himno antes de iniciar el juego.
Me animo a decir que ni los jugadores de albiceleste entendian como plantear el juego, no tenian idea. 
Sampaoli dice “no supe leer el partido como correspondia”, claro que no lo supo y eso creó miedo, inseguridad y desconcierto en los once jugadores.
Argentina confundida desde el primer minuto del partido. Lo demostró un pelotazo cruzado de derecha a izquierda que dejó al delantero croata, Ivan Perisic mano a mano con Willy Caballero.
Eso fue solo una probadita de lo que sería todo el primer tiempo: un equipo desconectado, desordenado y temeroso en su marca. La banda derecha de Nico Otamendi y Gabriel Mercado fue lo peor, con montón de dudas.
Sampaoli no tuvo claridad, respondió mal –después del gol- al mantener la línea de tres después del gol, hizo un cambio 9 por 9 cuando quizás habría sido mejor volver con una línea de cuatro.
«Caballero es titular no sólo por cómo juega con los pies sino también por una relación entre él y sus compañeros dentro de la cancha», respondió Sampaoli cuando la prensa argentina increpaba su decisión de hacer debutar en el mundial al arquero suplemente del Chelsea. Que ironía. El error de Caballero le dio vuelta al partido que Argentina nunca pensó perder.


La defensa jugó hacia atrás y para variar Otamendi pasó a Caballero que al querer devolvérsela se la dió a Rebic, que metió el gol de bolea a los 7 minutos del tiempo de adición.  Según los datos del juego, Caballero hizo 36 pases en partido, cinco más que Messi con 31. De no creer.
Algunos jugadores aportaron, tratando de ordenar o ayudar a Messi. Fueron Enzo Perez, Marcos Acuña, Cristina Pavón y Maximiliano Meza. Nicolás Tagliafico levantó su rendimiento en el segundo tiempo aunque siempre jugando para atrás. A los 35 minutos Luka Modric le pegó desde afuera  a la pelota y la clavó junto al palo izquierdo del portero argentino.
Cuando ya casi estaba terminando el partido, Caballero hace una tapada que en el rebote deja a Javier Mascherano parado pidiendo posición adelantada. Ivan Rakitic aprovechó y definió sin problemas. 
Un equipo sin espíritu terminaba con la cabeza baja, los hinchas abucheando a Sampaoli y a Caballero, un desastre.
El partido terminó 3 a 0, Croacia supo responder ordenadamente al descontrol argentino aunque con errores en la defensa.
Perú también perdió pero a diferencia de Argentina propuso un partido intenso que aunque no llegó con efectividad supo sacar garra y dominio del balón.
Les Blues de Didier Deschamps ganaron el partido con un gol de su estrella Kylian Mbappé a los 34 del primer tiempo. Antoine Griezmann, Rapahel Varane y hasta Pedro Gallese se acercaron peligrosamente sin concretar. 
Cristian Cueva y Yotún no se mostraron tanto con en el anterior partido con Dinamarca. Paolo Guerrero llegó pero no tuvo tanto apoyo por ese lado, aunque se destacó junto a Andrés Carrillo y un gran Luis Advincula. El DT Ricardo Gareca, hizo dos cambios, acercando a Jefferson ‘la foquita’ Farfán como acompañante de Guerrero.
El triunfo de Francia no convence pero lo mete en octavos de final gracias al talento de sus jugadores, da ilusiones de que presente un juego mucho más asociado. 
En el partido de fondo que inició la jornada Dinamarca empató con Australia con un golazo de Christian Eriksen a los 7 minutos con una  volea en una linda jugada combinada a través de un buen pase de Nicolai Jorgensen. 
Con el marcador a favor de Dinamarca el equipo se durmió y bajo el nivel para dejar a que Australia se ponga más ofensiva. El gol llegó por un penal regalado por un balón que dió en el brazo de Yussuf Poulsen cobrado por el VAR. Fue marcado por  Mile Jedinak.
Es triste ver al mejor jugador del mundo tener que responder por todo un equipo, no solo en cuanto a la estibilidad emocional de los 11 en cancha sino también por el bajo rendimiento de todo el conjunto. 

Facebook Comments

Related posts