Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

Noticias

Crisis de liderazgo político en Bolivia 

Por: Ricardo Mamani Ortega
El oficialismo y la oposición no generaron nuevos
liderazgos. ¿Por qué los partidos políticos no generan nuevo liderazgo? En
Bolivia es común observar por una parte, que los dueños de los partidos
políticos tienen intereses de liderazgo personal verticalista, ninguno de ellos
han apostado por un liderazgo horizontal y de promocionar de igual a igual
entre joven y adulto; ha primado siempre “primero soy yo”; por otra parte, sí
en las filas de la organización política surge un nuevo liderazgo es castigado
con “exilio dorado”, puesto en “congeladora”, expulsado del partido y/o
perseguido hasta arrinconar a la cueva por el mismo jefe de partido, o sea todo
trabajo político del nuevo líder se convierte para el jefe en sombra y celo
político; y en forma contradictoria eclipsa a su mismo liderazgo y
principalmente a la visión del partido. Por lo que el líder “primero soy yo”
quiere ser adulado con lo que evita el dialogo, debate, análisis y de formular
en cada momento la línea política partidaria conforme a la realidad social.
Entonces, el que decide en última palabra es el jefe con información rumoreado
de sus secuaces ni siquiera por sus militantes ni simpatizantes, por eso el
país está en tiempo de crisis de liderazgo.
El oficialismo, Movimiento Al Socialismo (MAS) bajo
la dirección de Evo Morales Ayma, durante trece años en el poder no generó otro
nuevo liderazgo que enfrente a la oposición, más bien a primado el típico
caudillismo con una estructura homogénea cerrada sin dialogo y debate interno;
ellos viven de la política del poder utilizando el discurso indígena originario
campesino, en el fondo sea como sea quieren conservar el poder, no importa si
sacrifican sus piezas fundamentales del ajedrez, ahí está el caso del
Viceministro Adolfo Illanes en el conflicto Minero. El pueblo, militantes,
simpatizantes, investigadores académicos deben preguntarse ¿Por qué los mejores
cuadros indígenas incluso fundadores del MAS-IPSP fueron excluidos con
cualquier tipo de pretexto? Sin duda fueron por celo político de liderazgo que
por profundizar el proceso histórico de lucha del pueblo. Por eso la “rosca
roja” y el caudillo Evo Morales serrucharon a los principales líderes indígenas
como a Félix Patzi, Alejo Veliz, Damián Condori, Román Loayza, Lino Villca y
otros.
La oposición como el partido de Unidad Nacional
(UN) de Doria Medina desde su fundación del partido 2003 hasta ahora no generó
otro nuevo liderazgo presidencial más capaz que él, para enfrentar al
oficialismo, más al contrario mostró su interés personal de llegar al poder a
través de liderazgo vertical sin promocionar horizontalmente a la juventud,
incluso por tercera vez se re-postuló sin ganar la presidencia, obviamente al
pueblo trabajador incomoda la herencia privatizadora junto al de gobierno
Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR) de Jaime Paz Zamora. Aún para
cuarta re- postulación de candidatura presidencial de 2019, continúa con su
estrategia de teatralización político por los medios de comunicación para
captar a la sociedad civil votante. Lo mismo sucede con otras organizaciones
políticas de la derecha e izquierda que no generaron liderazgo político en
Bolivia.
Los líderes del partido con sus discursos engañosos
hicieron creer a la juventud que era el presente y futuro, mientras en la
acción política la juventud es postergada. Recordemos que Presidente Morales
decía a la juventud: “En el Día de la juventud y del amor: los jóvenes son el
presente y el futuro. Mantener el liderazgo de Bolivia está en sus manos”,
claro que los jóvenes somos de acción y necesitan de los jóvenes como
“campañeros”, pero no admiten a que el joven estratega supere al “jefazo”.
Entonces la juventud del país debe estar convencido de que el cambio de rumbo
no viene con la sumisión a lado de los viejos políticos de izquierda o derecha,
sino que tiene que forjarse nuevos liderazgos necesariamente con trabajo
político en el pueblo para el pueblo.
Los líderes no solo hay en organizaciones
políticos, hay líderes idóneos en las organizaciones sociales muy reconocidos
por sus bases que se enfrentan al caudillismo. Así como los pobladores de
Achacachi de la Federación de Juntas Vecinales, Esnor Condori que demandaron la
renuncia del Alcalde Ramos por corrupción y falta de obras en el dicho
Municipio, pero quedó perseguido y a corto plazo será canjeado con voto
popular. También los productores de la hoja de coca ancestral y milenaria de
los Yungas La Paz se movilizaron en contra de la erradicación bajo la
conducción de Franklin Gutiérrez Presidente de la Asociación Departamental de
Productores de la Coca, ahora por su liderazgo también está perseguido y entre
otros. Por eso el partido gobernante está hacia su declinación, además por su
gran desconocimiento de los resultados del voto soberano del 21F; por gobernar
desobedeciendo al pueblo.
Sin embargo, el gobierno del MAS radicalmente
entrometió con el apresamiento político judicial estigmatizando a estos
dirigentes que obtuvieron su liderazgo con trabajo en sus bases; sabemos que
Gutiérrez abiertamente lanzo su candidatura para enfrentar electoralmente a Evo
Morales. Ante esa declaración del dirigente cocalero de yungas fue perseguido
con soberbia, represión, violencia hasta sembrar bronca y cosecharán voto
bronca por la nueva alternativa, sin caer en la demagogia del viejo oficialismo
ni oposición caduca.
Por el resultado de la crisis de liderazgo
resucitan los personajes líderes de la vieja generación político que apostaban
por la política privatizadora neoliberal, como; Carlos Mesa Gisbert, Jaime Paz
Zamora, Víctor Hugo Cárdenas, Doria Medina y Tuto Quiroga. Hasta las viejas
siglas políticas como Unidad Cívica Solidaridad (UCS), Frente Revolucionario de
Izquierda (FRI), Partido Demócrata Cristiano (PDC) se visibilizan ante la
crisis de liderazgo político. El mismo Evo Morales se aprovecha por la ausencia
de otro liderazgo y se jacta políticamente como el único líder indígena, y que
a los de la vieja generación políticos estigmatiza con que son de la derecha
neoliberal privatizadora que representa al imperio de Estados Unidos.
Cuando hay crisis de liderazgo y no renovación con
nuevo liderazgo político, evidentemente el mismo gobernante intentará
permanecer en el gobierno y otros de la vieja generación política resucitarán
con salvar la democracia. Serán “líderes” sólo para ocupación del cargo y no
así para conducir el país.
(*) Ricardo Mamani Ortega es Sociólogo y
Ex-Secretario General del Gobierno Autónomo Departamental de La Paz.

Facebook Comments

Related posts