Suscríbase ahora

¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus celebridades favoritas!

Noticias de tendencia

Rympa

CEDLA: La crisis del coronavirus tiene su mayor impacto en el empleo
Actualidad

CEDLA: La crisis del coronavirus tiene su mayor impacto en el empleo 

Con la crisis económica que se venía arrastrando en el país y la cuarentena, producto de la pandemia del Covid – 19, la desaceleración se está profundizando, esta situación a su vez tendrá su impacto en el empleo pues muchos trabajadores en las últimas semanas comenzaron a ser despedidos de sus fuentes laborales.

“Esto significa más desempleo, mayor precariedad laboral, la desprotección social de los trabajadores y el agravamiento de múltiples desigualdades”, sostuvo el investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), Bruno Rojas en el conversatorio virtual “Despido de trabajadores en tiempos de corona -CAPITALISMO- virus”.

Crisis

Según Rojas, esta pandemia ha provocado una gran recesión económica, más profunda que la crisis económica de 2008 y comparable a nivel mundial con la crisis de 1914 y 1928.

En versión del investigador, esta crisis se expresa en despidos masivos y una reducción del personal en diferentes empresas, se cancelan los contratos temporales, se afectan a los trabajadores antiguos, los nuevos contratos tendrán nuevas condiciones que no respetarán la legislación laboral.

“A través de diferentes asambleas departamentales se hicieron denuncias contra los empleadores por vulneración de derechos laborales, despidos indirectos”, dijo Carlos Acarapi, secretario general de Sindicato Fabril Sigma y miembro de la Federación Socialistas Revolucionarios.

Además, aseguró que el empleador, en algunos casos, ha impuesto “tomar vacaciones” en plena cuarentena y, por otro lado, no se cumplió con las normas emitidas por el Gobierno nacional pues se obligó a que trabajadores con enfermedades crónicas o de base sigan asistiendo a su fuente laboral.

Empero, ésta crisis no es solo por la pandemia. “Estamos en una crisis económica a nivel mundial que no es solo por la actual pandemia sino consecuencia de la crisis económica capitalista que también ha sido producto de las guerras comerciales de países con capitalismo avanzado”, acotó.

Datos desalentadores

Las proyecciones de crecimiento para este año son desalentadoras ya que muestran cifras negativas. La Cepal proyectó que el crecimiento del PIB será de -3%, el Fondo Monetario Internacional hablan de un -3,4% y el Bando Interamericano de Desarrollo (BID) de un -3,2%.

“Todo gira alrededor de un menos tres por ciento, una situación bastante preocupante que surge como efecto de esta situación de paralización de actividad económica en el país, obviamente uno de los impactos de esta recesión económica tiene que ver con el impacto en el empleo”, aseveró el investigador del Cedla.

Existen anuncios de dirigentes empresariales de despidos por la crisis, lo que ahondaría la falta de dinero en los bolsillos de la gente, en especial de los más vulnerables como jóvenes, mujeres y pobres.

Desde 2017 se viene arrastrando un aumento del desempleo o una precarización en el empleo.

“Me encuentro en condiciones de alta vulnerabilidad”, afirmó Eduardo Condori, vendedor en una tienda de material de construcción.

Desde su vivencia, dijo que él, así como muchos empleados, no es parte de un sindicato, no tiene contrato estable o seguro social, no le quieren pagar los salarios de mazo, abril y tampoco le dan los equipos de bioseguridad.

“Vendemos nuestra fuerza de trabajo en las peores condiciones laborales, donde el empleador promueve la competencia entre los trabajadores favoreciendo la sobreexplotación y la flexibilización laboral, estamos sometidos a voluntad del empleador, él decide cuándo trabajamos, cómo trabajamos, en qué circunstancias; en completa precariedad laboral”, contó.

“Éste no es Gobierno de los trabajadores tampoco fue el de Evo Morales”, apuntó.

Los desoídos

Uno de los sectores que fue relegado y que en este momento está en primera línea de trabajo para hacer frente al Covid – 19 se desempeña en precariedad. Son los profesionales y trabajadores en salud.

María Eugenia Guerrero, trabajadoras de la Caja Nacional de Salud (CNS), explicó que a pesar de los pedidos de su sector para mejorar la situación en el sector “durante muchos años la salud no ha sido una prioridad para los gobiernos de turno, como consecuencia es lo que tenemos hoy; falta infraestructura, recursos humanos, especialistas y muchos no están dentro de la Ley General del Trabajo. Nos ha sorprendido esta pandemia”.

Cree que los esfuerzos que realizan las autoridades para mejorar la situación en salud no son suficientes, puso como ejemplo los insumos de bioseguridad, si bien reciben ese material igual siguen haciendo falta y finalmente son ellos mismos quienes deben proveerse con sus propios recursos.

Explicó que si bien el actual Gobierno emitió normas de protección para el sector salud éstas no se están cumpliendo en muchos hospitales o centros de salud. “En varios hospitales no les han podido otorgar las licencias especiales y se han producido muertes de colegas (…) No se permite que personas de salud vulnerable gocen de licencias”, manifestó.

También, denunció que hay sindicatos que son cómplices de las direcciones de hospitales que atropellan de los derechos básicos de los trabajadores y actúan como “verdugos” de sus propios colegas.

Al parecer, éste sólo es el principio de la profundización de la crisis económica que se venía arrastrando en el país, el Covid – 19 provocará una desaceleración que seguirá teniendo su impacto en los empleos.

Facebook Comments

Related posts